CC.OO. denuncia que con la reforma laboral los costes del despido se reducirán en un 80%

Trabajadores, oficina
EP
Actualizado 24/08/2010 18:09:43 CET

SANTANDER, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La reforma laboral del Gobierno es "muchísimo peor" que cualquier otra reforma anterior, en opinión del secretario de CC.OO. de Cantabria, Vicente Arce, quien ha denunciado que con ella, los costes del despido se reducirán en un 80 por ciento.

En un comunicado, Arce ha afirmado que "nadie se había atrevido a plantear lo que hace el Gobierno, hincando la rodilla ante los mercados", y ha señalado que "nunca de forma tan directa" se ha trabajado tanto por parte de un Gobierno para conseguir "la mayor involución o retroceso en el conjunto de los derechos de los trabajadores".

"Estamos ante una reducción de la garantía de la estabilidad en el empleo que afecta a todos los trabajadores fijos de las empresas. No es cierto, en absoluto, que la reforma sólo afecte a los nuevos contratos", ha subrayado.

Estas cuestiones, ha apuntado el sindicalista, podrían haberse corregido pero en estos momentos "se han empeorado al alentar el despido exprés y suprimiendo el despido nulo, cuestiones que nunca se habían atrevido a tocar otros gobiernos".

En relación a los costes del despido, Arce ha enfatizado que "se subvenciona el cese de los trabajadores a costa del Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), aunque la empresa reconozca que no tiene razones para el cese y el despido sea improcedente".

CC.OO. pone como ejemplo el que en una empresa de menos de 25 trabajadores (el 95 por ciento del tejido empresarial cántabro) un empleado con cinco años de antigüedad en la empresa, despedido de forma improcedente, tendría una indemnización legal de 10,50 meses (incluyendo los salarios de tramitación). Después de la reforma, ese mismo trabajador sería despedido de forma justificada y con una indemnización de 3,3 meses de salario y un coste real para la empresa de dos meses.

"Con la reforma, actuaciones que antes eran ilegales, obtienen la legalidad, lo que acarrea (además de la pérdida del empleo) el abono de una indemnización muchísimo menor" ha denunciado el sindicalista.

El secretario general de CC.OO. de Cantabria ha insistido en que los parados y trabajadores no son los culpables de la crisis y que el origen de ésta no está en el mercado laboral, por lo que el Gobierno y el ministro de Trabajo "harían bien en aplicar políticas que reactiven la economía, generen empleo y mejorar los servicios públicos de empleo para que realicen correctamente las funciones que tienen encomendadas".

Para Arce, la reforma es mala para los trabajadores pero "empeora" con las enmiendas. La reforma en su conjunto es una "agresión durísima" porque abarata, hace más fácil y consigue que el despido sea la alternativa de cualquier empresario, aumenta bastante el poder de la empresa y convierte el paro, "esa lacra", en negocio privado y además debilita la negociación colectiva.

Por eso, el veterano sindicalista cree "que merece la pena secundar, participar, apoyar la huelga general. Hay que parar las medidas del gobierno. Todos los trabajadores están convocados. Sobran los motivos, no cabe la resignación", ha sentenciado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies