CCOO exige al Gobierno de Cantabria que invierta en la gestión del agua

Publicado 22/03/2018 11:27:01CET

SANTANDER, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

CCOO ha exigido al Gobierno de Cantabria que invierta en la gestión del agua para evitar el déficit hídrico, la contaminación y el uso industrial indiscriminado.

En el Día Mundial del Agua, el sindicato señala como puntos críticos la falta de regulación de recursos hídricos, los vertidos incontrolados y la falta de personal para la gestión de cuencas hidrográficas.

En un manifiesto conjunto, CCOO y UGT relacionan la buena gestión del agua con la reducción de la pobreza, la creación de empleo verde y decente, y el aumento de la sostenibilidad ambiental.

En un comunicado, Comisiones Obreras de Cantabria advierte sobre los riesgos que vive la región con un "déficit" en la planificación, falta de sistemas de depuración, una red de abastecimiento de aguan potable "muy deteriorada", un uso "incorrecto" de las fuentes hídricas por parte de las empresas y una gestión "opaca y poco democrática" de las cuencas hidrográficas.

"Más allá de las declaraciones y de los actos de sensibilización, desde CCOO queremos pedir al Gobierno de Cantabria un compromiso político y acciones concretas para frenar el deterioro de nuestras fuentes hídricas y prevenir las crisis del agua futuras", ha manifestado la secretaria de Medio Ambiente de CCOO de Cantabria, Laura Lombilla.

El sindicato ha mostrado su preocupación por los déficits hídricos que se producen "de forma recurrente" debido a una ausencia de regulación de los recursos hídricos que permite, por ejemplo, que las empresas "sigan detrayendo agua sin realizar inversiones en depuración".

En Cantabria, la actual demanda de agua potable es de 123 Hm3/año, de los que el 60% (74 Hm3) es para el abastecimiento humano y el 40% (49 Hm3) es para uso industrial.

CCOO pide una gobernanza del agua democrática y una reforma de las cuencas hidrográficas de la región para adaptarse a las nuevas realidades ambientales, sociales y económicas, lo que, en su opinión, pasa por renovar y aumentar las plantillas, por reforzar e incentivar las comisiones de Planificación Hidrográfica y por estimular la participación ciudadana en las demarcaciones.

Comisiones, junto a UGT, han elaborado un manifiesto estatal en el Día Mundial del Agua en el que piden al Gobierno un Pacto del Agua, "enfocado desde un punto de vista social y que cuente con el respaldo y la participación de las organizaciones sociales y de los partidos políticos, asegurando que el acuerdo perdure en el tiempo y que no esté sometido a vaivenes políticos".

Lombilla cree que Cantabria debe actualizar sus datos de gestión del agua, "que actualmente no se basan en estudios serios de las demarcaciones, ni tienen en cuenta la demanda real de agua", ha afirmado.

También recuerda que en este momento, cuando la gestión del agua es "uno de los aspectos críticos de la sostenibilidad", el Gobierno de Cantabria pretende reducir los Planes Hidrográficos en la región, que son los que garantizan el suministro de agua potable al 70% de la población. "El agua es un derecho humano esencial y no puede haber crisis que justifique la desinversión o la desatención sobre este recurso", ha concluido.