CEOE apuesta por la continuidad de Solvay con un pacto "asumible por la empresa y aceptable por la UE"

Solvay Torrlavega
USO
Actualizado 03/06/2017 17:06:55 CET

SANTANDER, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

CEOE-Cepyme Cantabria ha expresado su apoyo a la continuidad de la fábrica Solvay de Barreda a través de la moratoria para adaptar su sistema de producción de cloro, de la tecnología de mercurio a la de membrana, y ha apostado por alcanzar un pacto que sea "asumible por la empresa y aceptable por la Unión Europea (UE)".

La patronal ha mostrado así en un comunicado su opinión favorable a que la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria dé luz verde a la prórroga de dos años solicitada por la empresa para realizar esa transición tecnológica y adecuarse así a las exigencias medioambientales de la UE.

El presidente de CEOE-Cepyme, Lorenzo Vidal de la Peña, ha pedido al Gobierno de Cantabria que ejerza como interlocutor con las instituciones europeas para que "se agote cualquier vía que evite la pérdida de una inversión que Cantabria necesita y de unos puestos de trabajo que la comarca del Besaya no puede permitirse perder".

Vidal de la Peña ha asegurado que "la empresa admite la obligatoriedad de esta modificación en sus procesos, se reconoce dispuesta a abordarla y solicita únicamente una ampliación de plazo por lo que no parece posible creer que no pueda encontrarse un punto de acuerdo cuando lo que está en juego es el empleo de una de las comarcas industriales más castigadas de España y una inversión de 50 millones de euros, relevante en una pequeña comunidad como es Cantabria".

De no alcanzarse un acuerdo, según ha dicho Vidal de la Peña, "los ciudadanos no lo van a entender, los trabajadores no lo van a entender y el empresariado va a entender que sus inversiones están en manos de instituciones sordas y ciegas a las circunstancias y condiciones que rodean a la vida real de la empresa".

Para Vidal de la Peña, "desde la empresa cántabra somos conscientes de que el compromiso con el medio ambiente no es solo una declaración ética sino una obligación legal y entendemos que en ocasiones el equilibrio entre estas obligaciones y la sostenibilidad del empleo es complejo, pero no hay que dejar de trabajar para encontrar un pacto asumible por la empresa y aceptable por la UE".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies