Cerca de 3.000 personas cambiaron su residencia de País Vasco a Cantabria en el año 2005

Actualizado 31/07/2006 19:33:05 CET

El principal destino de los vecinos cántabros que dejaron la región fue también la comunidad vasca, con 1.629 desplazamientos

SANTANDER, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

A lo largo del año 2005 un total de 2.865 personas cambiaron su residencia desde el País Vasco a Cantabria. De esta forma, la comunidad vasca fue el principal emisor de la población que llegó a Cantabria en ese tiempo, en el que la región recibió 7.315 ciudadanos procedentes de otras comunidades. En estos datos no se incluye la población extranjera que se movió entre las provincias españolas, pero también en ese caso procedían mayoritariamente de País Vasco.

Estos y otros resultados se ponen de manifiesto en la Estadística de Variaciones Residenciales 2005, publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Según dicha encuesta, en ese año 7.315 españoles decidieron establecer su residencia en Cantabria. De ellos, la mayor parte llegó desde País Vasco (2.865) y también fueron significativos los que se trasladaron desde Castilla y León (1.081) y Madrid (953).

En la dirección opuesta, 5.728 personas dejaron Cantabria para trasladarse a otras comunidades españolas. El principal destino fue País Vasco, comunidad en la que se asentaron 1.629 personas; seguido de Madrid (765), Castilla y León (641) y Asturias (425). Además, 12.662 cambiaron de residencia dentro de la propia región.

En lo que respecta a la población extranjera, Cantabria recibió el pasado año 1.424 nuevos ciudadanos llegados desde otras comunidades españolas. Nuevamente, País Vasco fue el principal emisor (309), seguido de Madrid (277) y Cataluña (140). Esos extranjeros eran principalmente cubanos (226), rumanos (133) y chinos (118).

Por otro lado, otros 1.667 extranjeros cambiaron su residencia entre municipios de la región y 1.777 extranjeros que estaban asentados en Cantabria dejaron la comunidad para marcharse a otras regiones. La mayor parte eligieron País Vasco como destino (364), y también Madrid (278), Comunidad Valenciana (208) y Cataluña (204).

Como resultado de todo ello, la diferencia entre el número de personas que dejaron la región en busca de nuevas residencias en otras comunidades y los que realizaron el proceso a la inversa, supuso para Cantabria ganar 1.164 ciudadanos. Al igual que la región, otras nueve comunidades autónomas obtuvieron en 2005 un saldo migratorio interior positivo, situándose Cantabria como la sexta comunidad con mejor balance.

El dato es más significativo, si se tiene en cuenta que las tres comunidades con las que colinda registraron saldos negativos y, por tanto, perdieron población. Así, en Castilla y León dejaron la comunidad 4.155 personas más de las que se asentaron en ella; en País Vasco el saldo fue negativo en 3.707 ciudadanos y en Asturias en 696.

MIGRACIONES CON EL EXTRANJERO

También desde el extranjero llegaron a Cantabria nuevos ciudadanos, algunos de ellos de nacionalidad española y la mayor parte extranjeros. Así, en 2005 la región recibió 5.165 personas procedentes de fuera de España: 459 eran españolas y 4.706 extranjeros. En el caso de estos últimos, Rumania (576), Perú (420) y Colombia (391), fueron los principales orígenes.

En sentido contrario, 219 españoles y 142 extranjeros residentes en Cantabria dejaron la región para marcharse a otros países. El destino mayoritariamente elegido por los españoles fueron países europeos y, en el caso de los extranjeros, estuvo más repartido: 49 se marcharon a América y 44 optaron por Europa.