Cientos de empleados públicos protestan contra el "ataque" del Gobierno a la Administración

Concentración de empleados públicos frente a la Delegación del Gobierno
EUROPA PRESS
Actualizado 13/07/2012 15:00:15 CET

Anuncian movilizaciones que podrían prolongarse hasta Navidad

SANTANDER, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cientos de empleados públicos de la región se han concentrado este viernes frente a sus centros de trabajo y unos 300, según los sindicatos, frente a la Delegación del Gobierno en Cantabria para protestar por los recortes anunciados por el Gobierno de España para este colectivo que los considera un "ataque como nunca ha habido en la Administración" Pública española.

"Ni siquiera en la época del franquismo", ha aseverado en declaraciones a los medios de comunicación el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT en Cantabria, Juan Carlos Saavedra, durante la concentración de empleados públicos que ha tenido lugar frente a la Delegación del Gobierno en Cantabria a partir de las 11.00 horas, en respuesta a la convocatoria a nivel nacional realizada por UGT, CC.OO y CSIF.

El sindicalista ha criticado que el Gobierno de España haya decidido suprimir a los empleados públicos la paga extra de Navidad por ser, a su juicio, una medida "injusta".

Ha advertido de que, dentro de este último paquete de recortes --que incluye otros ajustes que afectan a la sociedad en general, como la subida del IVA--, puede haber otras medidas, además de la ya conocida de suprimir la paga extra de Navidad, que afecte directamente a los empleados públicos.

Según ha explicado, en Cantabria se verán afectados por los últimos recortes 33.000 empleados públicos, además de los de las empresas públicas que finalmente queden incluídas en el decreto, una cuestión que de momento se desconoce.

Así ha censurado que los empleados públicos tengan que soportar además de las medidas generales otras específicas a su colectivo, por lo que ha anunciado que van a empezar a convocar movilizaciones de rechazo que podrían durar hasta Navidad.

Ha advertido que la crisis se va "acentuando más" porque medidas como las anunciadas, que, a su juicio, son una "gran injusticia" para la sociedad española están provocando, en su opinión, que no se consuma.

Además, ha advertido de que el segundo plan de medidas del Gobierno es, según ha señalado, "echar a la puñetera calle a 300.000 empleados públicos en España, que no son sólo funcionarios --ha recordado--, sino contratados e interinos.

"Hay que saber que el empleado público no es sólo aquel que está detrás de una ventanilla", ha recordado el sindicalista, quien ha subrayado que están en ámbitos como la sanidad, la educación, la seguridad ciudadana o las prisiones.

Por su parte, y también durante la concentración frente a la Delegación del Gobierno, donde algunos de los empleados públicos lucían algunas pancartas con lemas como 'Soy funcionario, no voluntario', el secretario de la Federación de Servicios a Ciudadanos de CC.OO de Cantabria, Javier Báscones, ha opinado que serán unos 34.000 los empleados públicos afectados en Cantabria, que dejarán de cobrar 35 millones de euros con la supresión de la paga extra de Navidad.

AUSENCIA DE NEGOCIACIÓN

Tras criticar las medidas que el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy ha decidido adoptar, ha censurado la ausencia de "espíritu democrático" y de "negociación" y ha explicado que se les comunican las medidas cuando ya están decididas. "Es imposición", ha dicho.

Al igual que su homólogo de UGT, ha advertido del impacto negativo en el consumo y en el empleo que van a tener, a su juicio, estas medidas y ha asegurado que toda la sociedad va a verse afectada.

Ha censurado los recortes a los empleados públicos que, en su opinión, son los que "tendrían que tirar" de la economía, junto a la obra pública.

VERANO CALIENTE

A preguntas de los periodistas, ha pronosticado un "verano caliente" y ha señalado que en estos momentos se está trabajando para definir un calendario de movilizaciones, además de la convocadas a nivel confederal por los sindicatos para el 19 de julio.

Para luchar contra los recortes, ha abogado por que sindicatos, plataformas públicas y de ciudadanos se unan para llevar a cabo una "movilización general".

Además, ha opinado que este Gobierno "tal como va" no aguntará otra legislatura. "Espero que nosotros aguantesmos y seamos capaces por lo menos de movilizarnos", ha señalado.