La Cocina Económica atiende a cerca de 2.000 personas

 

La Cocina Económica atiende a cerca de 2.000 personas

Visita Cocina Económica
GOBIERNO
Publicado 18/05/2017 14:57:52CET

El Gobierno destina este año 320.000 euros al centro para "acabar con los recortes" del PP

SANTANDER, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La Cocina Económica de Santander atiende a cerca de 2.000 personas al año, y el pasado 2016 ofreció unos 100.000 servicios de comedor, mientras que al economato acudieron más de 800 familias compuestas en total por un millar de miembros, siendo 600 de los beneficiarios menores de doce años.

Además, esta institución, gestionada por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, también facilitó el ejercicio anterior alojamiento a un total de 42 personas, en la veintena de plazas de residencia que tiene, y a 36 más en sus ocho pisos tutelados, y con los que ayuda a los usuarios a adquirir autonomía.

A ellos hay que sumar a quienes en invierno pasan las noches en este centro ubicado en la capital cántabra, que en la actualidad reparte medio centenar de desayunos, unas 90 cenas y cerca de 130 comidas al día, pero que es "mucho más que un comedor social".

Así lo ha destacado este jueves directora de la Cocina, sor Evelia Cantera, con motivo de la visita a las instalaciones de la vicepresidenta cántabra, Eva Díaz Tezanos, quien ha aprovechado para expresar la voluntad del Gobierno regional de seguir colaborando con ONGs sociales.

En este sentido, la también consejera de Política Social ha destacado los 320.000 euros que el Ejecutivo PRC-PSOE destinará este año al centro, y que suponen -ha dicho- acabar con los "recortes" aplicados la pasada legislatura por el Ejecutivo del PP.

MUCHO MÁS QUE UN COMEDOR SOCIAL

Por su parte, la directora ha incidido en que la Cocina Económica es "mucho más que un comedor social", ya que como ha indicado 1.975 personas son atendidas por los servicios sociales del centro.

Pero, además, se imparten talleres, cada vez más -en la actualidad hay uno de alpargatas, otro de cartonaje y encuadernación, de textil y uno más en el que trabajan en un huerto- que están experimentando igualmente un incremento de participantes. La finalidad última de estas actividades es la integración social y laboral de las personas que acuden a los mismos mediante la formación.

A ellos se suman el "taller social o de acogida", que es "la puerta de entrada" a la Cocina Económica. "Es donde entran de primera mano cuando les dices en vez de estar en la calle ven aquí a pasar el día", ha afirmado Sor Evelia, para indicar que en él se hacen actividades como teatro, radio o la publicación de una hoja de periódico mensual.

"En estos talleres no solo aprenden una actividad sino también una disciplina, adaptarse a un ritmo laboral, unos horarios, y mejoran su autoestima, su capacidad de relacionarse", ha explicado la responsable del centro, que ha agregado que en muchos casos lo complementan con una formación profesional reglada.

También ha destacado la labor de seguimiento y acompañamiento que hacen en temas sanitarios ya que en ocasiones las personas que acuden a la Cocina Económica tienen problemas de dependencias o enfermedades mentales.

Con todo ello, la directora de la Cocina Económica ha destacado que tienen "mucho trabajo" para atender a "muchas personas", algunas de las cuales -ha valorado- salen adelante.

FIN A LOS RECORTES

De su lado, la vicepresidenta cántabra ha resaltado la inversión de 320.000 euros, de los que 155.000 euros se destinan a las actividades de la Cocina Económica, y con los que se superan los recortes de la etapa del Partido Popular, que dejó la dotación económica del Gobierno en 123.700 euros. A esa cuantía hay que sumar los 165.000 euros que el Ejecutivo dispone para el servicio de economato de esta organización.

"Llevamos meses trabajando con la Cocina Económica para mejorar la colaboración de cara a dar respuesta a esa gente que está en una situación de vulnerabilidad", ha asegurado Díaz Tezanos, que ha declarado sentirse "privilegiada, como representante de una Administración Pública, de "poder aprender de organizaciones como ésta, que tiene un reconocimiento público en la Comunidad Autónoma".

"Es un paso más a los muchos que iremos dando en el futuro y quiero manifestar la voluntad política del Gobierno de seguir trabajando con las ONGs sociales de Cantabria, que están cubriendo una labor muy importante para dar respuesta a aquellos que peor lo están pasando", ha avanzado Díaz Tezanos, que ha querido reconocer públicamente la labor de la entidad y su dedicación.

Según ha explicado, con esta medida se cumple el compromiso adquirido en el primer Plan de Emergencia Social 2016-2017, que centraba como medidas fundamentales la mejora de las dotaciones a las ONG que trabajan en la exclusión social y mantener y mejorar al diálogo con todas esas entidades sociales.

Además, ha asegurado que esta organización es "un agente fundamental en la red de apoyo que viene prestando desde hace muchos años a personas que no tienen recursos ni apoyos familiares", y ha puesto en valor el que la asociación complemente, "en muchísimas ocasiones", esa financiación pública con recursos propios que obtiene de aportaciones personales de los cántabros.

Díaz Tezanos también se ha referido a otros ámbitos en los que esta organización trabaja junto al Ejecutivo y ha agradecido a la directora del centro su participación en el Grupo de Trabajo de Atención Sanitaria a colectivos en exclusión social y sus aportaciones en la nueva Red de apoyo a personas y familiares afectados por la crisis, que se constituyó desde el Gobierno de Cantabria y forma parte del Plan de Emergencia Social.

"Para nosotros tiene mucho valor que gente que trabaja día a día con estos colectivos esté trabajando con el Gobierno", ha concluido la vicepresidenta cántabra.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies