Comienza el martes el juicio sobre las indemnizaciones del incendio de Tetuán

Actualizado 04/10/2014 13:17:56 CET

El Ayuntamiento figura entre los demandados como responsable de la posible actuación anormal de los Bomberos

SANTANDER, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El juicio sobre las indemnizaciones del incendio del edificio de Tetuán, ocurrido en octubre de 2008 en Santander, arrancará el próximo martes, 7 de octubre, con seis partes demandadas y codemandadas --entre ellas el Ayuntamiento de Santander-- y com más de 50 demandantes personados, con peticiones por valor de unos 5,8 millones de euros.

En este procedimiento, se demanda al Ayuntamiento como responsable de la posible actuación anormal de los Bomberos en este incendio, que afectó a los portales 41, 43 y 45 de la calle Tetúan.

Figuran también como demandados los residentes de la vivienda en la que se originó el primer incendio --que se produjo en la mañana del 7 de octubre y que fue sofocado por los Bomberos y que precedió al gran incendio que acabó con el edificio-- y también los dos trabajadores que realizaban obras en esa casa. También figuran como demandadas las aseguradoras de estos demandados.

En este proceso se han acumulado 31 demandas y consta hasta ahora de unos 23.000 folios distribuidos en 34 tomos.

Se trata de un procedimiento que, al figurar el Ayuntamiento como demandado, se tramita en la jurisdicción contencioso-administrativa, concretamente en el Juzgado de lo Contencioso Número 1 de Santander.

Se celebrará, a partir de las 9.30 horas, en el salón de actos del Complejo Judicial de Las Salesas y, además del martes, está previsto que se prolongue hasta el viernes, 10 de octubre. A lo largo de esos días está previsto que se escuchen más de 60 declaraxciones entre prueba testifical y pericial.

El incendio sucedió en la madrugada del 8 de octubre en los citados inmuebles. Pero previamente, de día, se produjo una explosión de gas que afectó al número 41, y que provocó el desalojo y que se acordonara ese edificio y los colindantes.

En julio de 2011, el Juzgado de Instrucción número 2 de Santander descartó que los profesionales que intervinieron en el incendio de Tetuán cometieran negligencias o imprudencias en su actuación en el fuego que se produjo en octubre de 2008, de los edificios número 41, 43 y 45 de la calle Tetuán.

Ese juzgado acuerda el sobreseimiento provisional y el archivo de las diligencias previas que se abrieron en ese momento, al considerar que no se produjo algún delito en el transcurso de las actuaciones.

Y defendió la labor de los profesionales que intervinieron en la explosión, negando negligencias en su acción que hubieran provocado el posterior fuego.