Comienza este martes la reparación del muro y el drenaje de la CA-643 de que obligaba a tener cerrado Lunada

Actualizado 20/05/2013 16:26:40 CET

La obra ha sido adjudicada a RUCECAN y podrá estar terminada "en tres semanas" si la meteorología lo permite

SANTANDER, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La reparación del muro y el drenaje de la CA-643 que, desde la retirada de la nieve" han obligado a tener cerrado el puerto de Lunada, comenzará este martes y, si la meteorología no lo impide, podría estar acabada "en tres semanas".

El Gobierno de Cantabria es el encargado de realizar la reparación por medio de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda, según ha anunciado en un comunicado el Ejecutivo regional, que ha adjudicado los trabajos a la empresa, RUCECAN.

El puerto permanecía cerrado para "garantizar la seguridad vial" pero ahora, tras las gestiones llevadas a cabo con la Dirección General de Montes y Conservación de la Naturaleza y una vez solucionados los problemas en materia de seguridad y salud, se acometerán estas obras.

La empresa adjudicataria ha sido la que ha presentado el presupuesto "más barato" de las nueve ofertas registradas.

Al intentar la apertura del puerto de Lunada el pasado abril mediante la retirada de la nieve acumulada durante el invierno, se descubrió en el punto kilométrico 12,850 de la CA-643 que un antiguo muro de mampostería de una altura superior a 7 metros, se encontraba abombado y había provocado en el firme de la carretera importantes hundimientos.

Debido a la "situación de riesgo" existente para la seguridad vial, se decidió mantener cerrado el puerto hasta las necesarias reparaciones.

La actuación de la Consejería de Obras Públicas consistirá en la excavación de la carretera hasta llegar a las zonas de abombamiento del muro existente, así como el desmontaje del mismo.

También se sustituirá la tajea de losas que había por un tubo de hormigón, y los consiguientes rellenos de material para proceder a la reconstrucción del muro de sostenimiento y así volver a alcanzar la rasante de la carretera. Finalmente, se extenderá el aglomerado en la zona afectada y se repondrán los pretiles de seguridad.

El plazo estimado de ejecución de estas obras es de unos veinte días y su finalización permitirá la apertura al tráfico de la carretera CA-643 entre San Roque de Riomiera y el Puerto de Lunada, que además de este problema del hundimiento de la carretera debido al deterioro del muro ha contado con el peligro del desprendimiento de los bloques de nieve y hielo que se almacenan en las laderas de los montes.