El comité de empresa de Insago PVC mantiene la huelga prevista para este miércoles y jueves en la planta de Barros

Actualizado 27/11/2012 20:38:32 CET

Concluye sin acuerdo la segunda reunión en el ORECLA con la dirección de la empresa sobre la aplicación del ERE y los pagos atrasados

SANTANDER, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El comité de empresa de Insago PVC mantiene la huelga prevista para este miércoles y jueves en su planta de Barros (Los Corrales de Buelna) tras concluir sin acuerdo la segunda reunión en el ORECLA con la dirección sobre la aplicación de Expediente de Regulación de Empleo de reducción de jornada y el pago de los salarios atrasados.

El conflicto suscitado ha llevado a fijar un calendario de huelgas y a celebrar concentraciones todos los días laborables de 12.00 a 14.00 horas en la planta.

El comité, que ha informado en un comunicado de que la reunión de este martes ha finalizado con la apertura de un segundo acta de desavenencia, se ha quejado de que la dirección "permanece enrocada en su postura inicial", razón por la que, según señala, se mantiene el calendario de protestas previsto.

Ha recordado que los puntos que en su día fueron "desencadenante" del conflicto son el pago de salarios atrasados y la aplicación del ERE de reducción de jornada en los términos en los que el pasado 12 de marzo había resuelto la Dirección General de Trabajo.

El comité de empresa se ha quejado del "desamparo" que están sufriendo, en su opinión, "muchos" de los trabajadores de Insago PVC, a los que se mantiene en ERE suspensivo hasta nueva orden y sin cobrar parte de sus salarios atrasados.

A su juicio, estas reuniones en el ORECLA, están sirviendo a la empresa "nada más que para cumplir con un trámite legal e ir ganando tiempo hasta la llegada del administrador concursal", que será el que "definitivamente marque el futuro" de la empresa.

El comité ha asegurado que la empresa "tiene en su mano la solución", si bien señala que, por parte de la dirección, "no se ve ninguna voluntad de solucionar el problema".

Ha realizado una "llamada de apoyo" a todos aquellos colectivos que se quieran sumar a las protestas y ha advertido de que el futuro de la planta "repercutirá en gran medida en la economía del Valle de Buelna".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies