Concesión a Coated Solutions de más de 60.000 m2 para impulsar su segunda fase

Firma del otorgamiento de la concesión a Coated Solutions en el Puerto
EUROPA PRESS
Publicado 10/04/2018 12:46:09CET

Las obras de construcción de las instalaciones empezarán en "dos o tres semanas" y estarán completamente operativas a finales de 2019

SANTANDER, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La empresa Coated Solutions empezará a construir las instalaciones de su segunda fase en terrenos del Puerto de Santander en "dos o tres semanas" y, de cara a ello, este martes se le ha otorgado la concesión por 45 años de más de 60.000 metros cuadrados de terrenos portuarios donde se ubicará.

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna; el presidente del Puerto de Santander, Jaime González; y el presidente de Santander Coated Solutions, Óscar Heckh, han firmado el documento por el que se otorga la concesión.

A la firma del documento, que ha tenido lugar en las instalaciones de la Autoridad Portuaria, han asistido además la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el presidente de Puertos del Estado, José Llorca; el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; y la alcaldesa de Santander, Gema Igual.

De la Serna ha ensalzado que el otorgamiento de esta concesión es "un paso muy importante para la economía de Cantabria" ya que Coated Solutions invertirá en esta segunda fase 45 millones de euros y creará 200 puestos de trabajo directos.

Al respecto, el presidente de Santander Coated Solutions ha indicado que la inversión global ascenderá a unos 100 millones de euros, ya que casi 50 serán de capital fijo y el resto de capital circulante, y sobre los empleos que se crearán, ha detallado que serán 200 fijos pero a ellos habrá que sumar los "dos o tres veces más en indirectos", de los que se generarán unos 500 según ha estimado.

El ministro de Fomento ha detallado que la concesión permitirá a Coated Solutions ocupar una parcela de más de 60.000 metros cuadrados con una nuevas infraestructuras que se suman a las que ya tiene operativas en el Puerto, en las que invirtió 17 millones, cuenta con 60 empleados y en los últimos siete meses ha alcanzado una facturación de unos 40 millones de euros.

De la Serna ha agradecido la apuesta de Coated Solutions por el Puerto de Santander, del que ha destacado su "fortaleza" y la consolidación de su crecimiento de "forma muy importante".

Por su parte, Óscar Heckh ha detallado que las obras de construcción de las instalaciones correspondientes a la segunda fase de Santander Coated Solutions arrancarán en "dos o tres semanas" con el pilotaje y ha apuntado que, de los más de 60.000 metros cuadrados de la parcela, 36.000 irán cubiertos.

"Se generarán unos 200 empleos directos, más todos los indirectos que en el sector del acero suelen suponer entre dos y tres veces más que los directos", ha añadido el presidente de Santander Coated Solutions, que ha avanzado que en esas nuevas instalaciones se ubicarán tres nuevas líneas de producción que se sumarán la que ya opera.

Así, Santander Coated Solutions pasará de hacer solo acero lacado a también el proceso de decapado, laminación en frío y galbanización, unas líneas que se espera que estén en "pleno funcionamiento" para finales de 2019 aunque el "máximo de producción" de alcanzará unos tres años después.

Sobre la producción, ha señalado que se venderá tanto en España como en el resto de Europa y, ante la nueva situación arancelaria de Estados Unidos, se estudiará también abordar ese mercado.

El presidente de Cantabria ha destacado que la segunda fase de Coated Solutions en el Puerto de Santander es "una noticia muy positiva" y ha dicho que, "casi con total seguridad", la apuesta de esta empresa por Cantabria "no va a acabar con este proyecto".

"Están muy contentos de haber venido a Cantabria", ha asegurado Revilla, que ha señalado que la primera planta de Coated Solutions "va muy bien", alcanzando una facturación de 40 millones en siete meses.

Ha enfatizado que desde el Gobierno de Cantabria se ha prestado "toda la ayuda" para su implantación, especialmente ante el "problema gordo" del suministro eléctrico debido a su elevado consumo, para lo que hubo negociaciones con Viesgo que "fructificaron" y "sin" las que no hubiese sido posible esta segunda fase.