Condenado a prestaciones en beneficio de la comunidad un menor que agredió a su madre

Actualizado 10/06/2009 16:35:50 CET

SANTANDER, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a cincuenta horas de prestaciones en beneficio de la comunidad a un joven, menor de edad, por un delito de violencia doméstica, al agredir a su madre cuando esta le pidió que cumpliera con las normas de conducta.

Según relata la sentencia, hecha pública hoy, los hechos sucedieron entre junio de 2007 y mayo de 2008, comenzando cuando el acusado tenía 15 años.

Las llamadas de atención de su madre para que cumpliera con las normas de conducta suponían una reacción violenta del menor, que la insultaba, amenazaba y llegó a empujarla y forcejear con ella, mientras golpeaba el mobiliario de la casa, al que causó desperfectos.

Una evaluación del menor, que ya había pasado antes por otra medida de convivencia con un grupo educativo, determinó que no se encontraba en situación de riesgo, pero advertía de que frecuentaba a otros menores con expedientes judiciales.

Además, se reseñaba su falta de intereses en el tiempo libre, su la ausencia de conciencia de sus problemas y la incapacidad para reconocer sus dificultades.

Esta sentencia supone la confirmación de un fallo previo del Juzgado de Menores de Santander, que concretaba que las prestaciones debían tener contenido humanitario.

Frente al recurso presentado por el hijo, se señala que en la madre no existía ningún tipo de afán de venganza en la causa, y que en cambio tenía interés en lograr una formación adecuada para su hijo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies