Condenado un rumano a cuatro años de cárcel por traer compatriotas de forma ilegal, que luego trabajaban en clubs

 

Condenado un rumano a cuatro años de cárcel por traer compatriotas de forma ilegal, que luego trabajaban en clubs

Actualizado 10/05/2006 17:33:30 CET

SANTANDER, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a cuatro años de prisión al ciudadano rumano Gica Toader por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, al traer a compatriotas de forma ilegal, que luego se ponían a trabajar en clubs de alternes, concretamente, en el 'Selva Negra' de Solares.

No obstante, la Sala absuelve al procesado de que el fin de traer a dichas jóvenes fuera su explotación sexual, al no tratarse ni del dueño "del club de alterne" ni percibir "cantidades o emolumentos" por esta razón, tal y como esgrimía la Fiscalía, que solicitaba ocho años de cárcel.

La Sala considera probado que el procesado, apodado 'Javier' y 'Ginel', trajo en el año 2003 a España a varias chicas de su país "para dedicarse a la prostitución", si bien éstas "se dedicaron voluntariamente al alterne" y no coaccionadas por el acusado.

En este sentido, la sentencia, hecha pública hoy, mantiene que "no ha resultado probado que Gica Toader obligase a las chicas a ejercer la prostitución, ni que éstas le abonaran cantidad alguna a éste por tal razón, ni que las constriñera física o compulsivamente para que se mantuvieran ejerciendo aquella actividad".

Dos de las chicas que trabajaban de prostitutas denunciaron los hechos, si bien no se presentaron finalmente al juicio, en el que el procesado culpabilizó de estos hechos a "Ángela", una ex novia con la que convivía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies