Condenada por prevaricación la Junta Vecinal de Otañes en 2007

Actualizado 06/11/2015 17:33:13 CET

Por vulnerar la Ley de Contratos al fraccionar de forma indebida y adjudicar a una misma empresa una obra sin publicidad

SANTANDER, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Penal nº 2 de Santander de julio de 2013 que condenó a siete años y nueve meses de inhabilitación para empleo o cargo público al exalcalde pedáneo de Otañes, Francisco González, y los cuatro vocales de la Junta Vecinal castreña de hace dos legislaturas (2007-2011), por prevaricación administrativa en la contratación de las obras de renovación de la red de abastecimiento de agua de la Pedanía.

En una sentencia fechada el 9 de octubre que recoge Europa Press, la Sección Tercera de la Audiencia desestima íntegramente los recursos de apelación presentados por tres de los cinco condenados (los vocales Vicente Perales, José María Arroyo y José Manuel Guzman).

La Audiencia confirma en su totalidad la sentencia de primera instancia, que condenó a los cinco miembros de la Junta Vecinal por fragmentar de forma injustificada y artificiosa el contrato al adjudicar de forma directa a la misma empresa las 17 fases en que dividieron la totalidad de la obra, sin que conste la petición de otros presupuestos y pese a las advertencias del interventor sobre la vulneración de la Ley de Contratos.

Según recoge la sentencia, entre agosto de 2008 y febrero de 2010 la empresa giró 15 facturas por un importe total de 497.000 euros, de las que tres superaban los 50.000 euros, importe por el que no es posible la contratación directa.

El secretario-interventor de la Junta Vecinal emitió en todos los casos nota de reparo por indebida fragmentación del objeto del contrato.

Reparos que el alcalde pedáneo levantó mediante decretos que todos los miembros de la junta aprobaron por unanimidad, "argumentando que no resultaba posible cuantificar de forma conjunta las obras al tratarse de diferentes zonas del pueblo que presentan una situación diferente en cuanto al estado de las conducciones de agua potable".

Estas obras se realizaron con cargo a la subvención por importe de 533.928 euros que el Ayuntamiento de Castro Urdiales concedió a la Junta Vecinal de Otañes en abril de 2008 por la cesión de la gestión integral del agua.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies