Pesca confía en que mejore la costera del bonito

Atunes
IEO
Actualizado 06/08/2014 14:58:08 CET

A 30 de julio se habían capturado 124 toneladas y el objetivo apuntado por la Consejería es superar "ampliamente" las 1.000

SANTANDER, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Blanca Martínez, ha animado a los pescadores a no perder aún las esperanzas sobre la costera del bonito, especie de la que, hasta el 30 de julio, se habían capturado aproximadamente 124 toneladas.

"Es un poco pronto para abandonar la esperanza", ha dicho Martínez al ser cuestionada este miércoles en rueda de prensa por la escasez, hasta el momento, de capturas de bonito y el temor de algunos pescadores a que este año la especie pueda "pasar de largo" de las costas del Cantábrico.

Habitualmente, y aunque no hay una fecha fija, la costera del bonito se inicia en junio y suele durar hasta octubre. En junio, la flota cántabra había capturado poco más de 39 toneladas y las 85 restantes en julio.

Fuentes de la Consejería, han explicado a Europa Press que agosto suele ser el mes en que, generalmente, esta especie se aproxima más a las costas del Cantábrico lo que hace que sea ahora cuando la flota de artes menores se suma a la pesca, lo que, en principio, hace incrementar las capturas.

La titular de Pesca ha apuntado que hace unos días, el viernes, los pescadores le trasladaron que se había encontrado una "punta" de bonito a unas 120 millas al norte de la costa de Llanes (Asturias), lo que ha hecho que barcos cántabros se hayan desplazado hasta allí.

La Consejería considera, de esta forma, "previsible" que empiece a entrar pescado en condiciones para la venta y se ajusten los precios, ya que, según ha reconocido el departamento que lidera Martínez, el precio es "muy alto", con una media de 3,49 euros el kilo.

Hasta el momento, es en la lonja de Santoña donde más ventas de bonito se han realizado, concretamente 50,6 toneladas hasta el 30 de julio, con un precio de 3,62 euros/kilo. Hasta ahora, la recaudación asciende a poco más de 183.000 euros.

A continuación, le sigue la de Colindres, en la que se han vendido casi 33,7 toneladas, con una recaudación de 103.500 euros; la de San Vicente, donde se comercializaron 21,8 toneladas (80.800 euros); 9,7 en la de Santander (39.000 euros), y en la de Laredo 8 toneladas (26.000 euros).

Así, en total, la recaudación en las lonjas cántabras ascendió a casi 433.00 euros.

Martínez ha opinado que "a finales de agosto" o en septiembre será la ahora de hacer balance sobre la costera.

El año pasado, las capturas de la flota cántabra sobrepasaron el millón de capturas (1.028.752 kilos) y su precio medio rondó los 3 euros/kilo.

El objetivo de la Consejería es "sobrepasar ampliamente" el millón de kilos (1.000 toneladas) durante la costera y, si es posible, mantener el precio por encima de 3 euros.

Cuando acabe la costera de bonito, para octubre, la flota cambiará de arte otra vez para el chicharro, especie para la que se ha incrementado la cuota gracias al acuerdo con Portugal, la sardina y algo que haya quedado de cuota de verdel.

Por otra parte, a preguntas de la prensa, la consejera ha explicado que la flota cántabra está llevando a cabo algunas capturas de bocarte.

Fuentes de la Consejería, han señalado que se permite a la flota adelantar parte de las capturas condedidas para 2015.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies