El consejero de Industria califica GFB de "mausoleo", pero afirma que ahora la situación es "completamente distinta"

 , Eduardo Arasti
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 13:35:07 CET

SANTANDER, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Eduardo Arasti, ha calificado este miércoles la fábrica de fibroyeso GFB de "verdadero mausoleo" en el que "se han enterrado no menos de 50 millones de euros de todos los cántabros", pero, por otro lado, ha afirmado que ahora la situación es "completamente distinta".

A este respecto, ha manifestado que, en estos momentos, "hay un inversor", la compañía alemana Fermacell, que está dispuesto a "venir aquí y utilizar la maquinaría para fabricar cosas", así como a "crear empleo", algo que para el Gobierno regional es "una buena noticia", aunque la oferta de Fermacell no esté en manos del Ejecutivo sino de los administradores concursales.

Así lo ha indicado Arasti, a preguntas de la prensa, antes de presidir la presentación de un proyecto de calidad ambiental para el sector del transporte en la Estación de Autobuses de Santander, donde ha opinado que con GFB "lo único que se ha conseguido es no fabricar absolutamente nada, haber despedido a 77 trabajadores y haber enterrado decenas de millones de euros de los impuestos de los cántabros".

Un situación inicial que, a su juicio, ha cambiado tras la llegada al Ejecutivo regional del PP, que lo primero que hizo fue intentar "dar la vuelta a esa situación negativa mediante gestiones discretas", consiguiendo que, en estos momentos, haya un empresario interesado.