A licitación por 165 millones el ramal entre el enlace de Sierrapando y la A-67

Actuación de Fomento en la A-67 y Sierrapando
FOMENTO
Actualizado 16/10/2017 10:34:13 CET

SANTANDER, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento ha sacado hoy a licitación la ejecución del ramal de continuidad Sierrapando-Barreda y la mejora de los enlaces de Sierrapando, Barreda y Torrelavega, por 165,2 millones de euros y un plazo de ejecución de 40 meses.

Según el anuncio publicado hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), las ofertas a este procedimiento abierto con tramitación ordinaria se podrán presentar en la Dirección General de Carreteras hasta el 11 de diciembre a las 11.00 horas. La oferta técnica se abrirá el 9 de enero de 2018 y la oferta económica el día 30 del mismo mes.

Con esta actuación Fomento persigue resolver los problemas de congestión de tráfico, segregando el de la A-67 del de la A-8 con la que confluye en la actualidad en el ámbito del proyecto, mejorando de forma significativa el tránsito en ambas autovías en la zona.

Comprende la construcción de un ramal de continuidad, que será un tramo de autovía de nuevo trazado de 2,95 kilómetros de longitud con dos calzadas de dos carriles cada una, entre el enlace de Sierrapando y la A-67 a la altura de Barreda, que dará continuidad al trazado de la autovía y evitará que el tráfico se tenga que desviar hacia la A-8 a través de los enlaces de Torrelavega y Sierrapando.

En el ramal de continuidad se incluye el diseño del túnel artificial de Las Rozas. Se trata de dos tubos independientes, uno para cada una de las calzadas, con una longitud similar de aproximadamente 420 metros cada uno.

También se construirá un nuevo enlace de Barreda, que se sitúa entre la zona norte de esta localicad y la zona sur de Requejada, y tiene la función de unir a la actual A-67 con el ramal de continuidad Sierrapando-Barreda.

Será una bifurcación/confluencia de dos calzadas de dos carriles cada una: una hacia/procedente de Torrelavega, a través del trazado actual, y otra hacia/procedente de Palencia, a través del nuevo ramal de continuidad.

Igualmente se contempla la adecuación del enlace de Sierrapando (en el p.k. 180+800), para dar continuidad a la autovía A-67 desde este enlace hacia Santander, diseñando vías colectoras para canalizar los movimientos permitidos en este enlace y en el enlace de Los Ochos situado a poca distancia (en el p.k. 180+120) de forma que afecten lo menos posible al tráfico de largo recorrido.

Por lo que se refiere al enlace de Torrelavega, conecta la A-67 desde Santander con la A-8 que discurre en dirección este-oeste. La actuación consiste en el aumento de la capacidad de la calzada sentido Torrelavega de la autovía A-67, y permitirá segregar el tráfico hacia la A-8 del tráfico de entrada a Torrelavega con una mayor anticipación.

De esta forma, una posible congestión de entrada al viario urbano de Torrelavega afectará en menor medida al tráfico hacia la A-8 que, en general, es de largo recorrido.

Finalmente se recoge el tercer carril en la A-67 hasta el enlace de Polanco, dada la proximidad con el enlace de Barreda.

En las medidas ambientales y de gestión de residuos se invertirá el 6,7% del presupuesto de la obra y entre ellas figuran la adaptación de las obras de drenaje al paso de fauna y el cerramiento de la autovía para evitar el paso de la fauna, instalando dispositivos de escape.

ANTECEDENTES

La autovía A-67 constituye la principal conexión de la Comunidad Autónoma de Cantabria con la meseta, y desde allí con la zona centro y sur peninsular. El tramo inicial de la autovía, desde Santander a Torrelavega, es el que más tráfico soporta, con IMD superiores a 60.000 vehículos. Ello es debido a la confluencia en este tramo de los tráficos de largo recorrido desde Santander a la zona sur de Cantabria y la meseta con los tráficos entre Santander y Torrelavega, muy importantes en volumen y con componentes de punta muy acusadas.

Por otra parte, esos tráficos de la A-67 se superponen con los propios de la A-8 en la rama noreste de la Ronda de Torrelavega, entre los enlaces de Torrelavega y Sierrapando.
Las anteriores circunstancias, unidas a unas características de diseño estrictas de la A-67, se traducen en problemas de capacidad, con situaciones de congestión recurrentes en horas punta, y también en problemas de seguridad vial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies