El Conservatorio Municipal de Santander despide el 'Año Argenta' con la instalación de un reloj dedicado al compositor

Publicado 22/01/2014 14:04:06CET

SANTANDER, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Conservatorio municipal de Santander ha despedido el denominado 'Año Argenta' con la instalación de un reloj de sol dedicado al músico castreño, elaborado por profesor Santiago Sobrino y los alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria José del Campo de Ampuero.

La concejala de Educación, Virginia Lavín, acompañada por el concejal de Cultura, el director del conservatorio, la directora, el profesor y los alumnos del IES José del Campo, ha descubierto el relieve, que ha sido colocado en la fachada principal del Salón de Actos, ubicado en el edificio anexo del conservatorio.

Lavín ha agradecido tanto al propio Santiago Sobrino como a sus alumnos este singular homenaje que ha servido para clausurar un año en el que el conservatorio santanderino ha celebrado el centenario del nacimiento de Ataúlfo Argenta.

En este sentido, ha hecho hincapié en que la huella de Ataúlfo Argenta estará aún más presente en el centro de estudios musicales que lleva su nombre, a través de un reloj de sol que contiene la letra 'A' de su nombre y su apellido, así como el año de su nacimiento.

AÑO ARGENTA

La responsable de Educación ha recordado que los profesores y alumnos del Conservatorio Municipal de Santander celebraron en febrero de 2013 una conferencia y un concierto en que evocaron el legado del músico castreño, así como su vinculación con la ciudad.

Ambas actividades, celebradas en el Ateneo de Santander, tuvieron como finalidad ensalzar la figura del pianista y director de orquesta, uno de los máximos difusores de la lírica española, impulsor del Festival Internacional de Santander (FIS) y democratizador de la música sinfónica.

Asimismo ha destacado la presencia de Ataúlfo Argenta en la programación de la pasada edición del FIS que, en su jornada de clausura, entregó a sus cuatro hijos la medalla del festival y donde el pianista Joaquín Achúcaro ofreció su participar homenaje al músico castreño con un concierto en el que interpretó piezas de Mozart, Schumann, Rachmaninov, Granados, Albéniz y Ravel, mientras que la Orquesta Nacional de España, dirigida por Jesús López Cobos, le rindió su particular tributo poniendo en escena las sinfonías de Johannes Brahms.

De forma paralela al festival, el Ayuntamiento de Santander organizó en la UIMP el curso 'Ataúlfo Argenta, una batuta centenaria', en el que reivindicó el papel del músico castreño como modernizador el repertorio musical en España.

Argenta también regresó durante el mes de agosto de 2013 a la Plaza Porticada a través de una exposición que permitió a turistas y vecinos redescubrir la vida y obra de una leyenda artística que, pese a morir con tan sólo 45 años, dejó tras de sí un intento trabajo que le llevó a ser catalogado como el director de orquesta perfecto, a la altura de otros grandes directores de su generación como Berstein, Giulini o Von Karajan.

Como colofón, Santander inauguró a finales del pasado año una calle dedicada a Ataúlfo Argenta.