La construcción de la línea Soto Ribera-Penagos y las variantes está "muy avanzada"

Actualizado 15/02/2006 16:48:31 CET

En la variante de Cabezón de la Sal están hormigonados el 40% de los apoyos y en la de Castañeda-Santa María de Cayón-Penagos, el 51,21%

SANTANDER, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La construcción tanto de la línea Soto Ribera-Penagos en general como de las variantes, se encuentra "muy adelantada", hasta el punto de que en muchos tramos dicha construcción se encuentra "totalmente finalizada", según se asegura en la declaración de impacto ambiental de las siete variantes de la línea, que el Ministerio de Medio Ambiente publica hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En concreto, el 86,4% de los apoyos están hormigonados, el 78,09% están izados y el 45,34% de los vanos están tendidos. En la variante de Cabezón de la Sal están hormigonados el 40% de los apoyos y en la de Castañeda-Santa María de Cayón-Penagos, el 51,21%. En Asturias, las variantes de Peñamellera Baja y Peñamellera Alta están ya construidas; en la variante de Cangas de Onís-Onís, el 70% de los apoyos tienen los conductores tendidos y están izados el 93%de los apoyos; en Nava, están izados el 45,5% de los apoyos; y en la variante de Oviedo se encuentran izados un 82,6% de los apoyos.

El estudio de impacto ambiental de las siete variantes de la línea Soto Ribera-Penagos, realizado por la empresa IBERINCO a solicitud del promotor, Red Eléctrica (REE) expone la importancia y necesidad de la línea y sus variantes, describe las características fundamentales del proyecto de construcción de la línea, especifica su marco legal, la metodología a aplicar, realiza el inventario ambiental de la zona de estudio y describe las alternativas a las variantes, justificando las soluciones adoptadas.

De estas soluciones, identifica y valora los impactos ambientales, indica un conjunto de medidas preventivas y correctoras en cada fase del proyecto, evalúa los impactos residuales, define un plan de vigilancia ambiental e incluye un documento de síntesis.

Como justificación del proyecto, se señala que la línea eléctrica Soto-Penagos a 400 kV, que afecta a la parte occidental de Asturias y la oriental de Cantabria, "es básica para un correcto funcionamiento del sistema eléctrico en el Norte de España". Asturias presentaun excedente de potencia y energía eléctrica que para su óptimoaprovechamiento, tanto por razones económicas como técnicas, precisauna adecuada conexión a la red eléctrica nacional.

Por otro lado -añade la declaración de impacto ambiental-, Cantabria presenta una clara deficiencia en el suministro de energía eléctrica, con unas necesidades crecientes de demanda, necesidades ratificadas en la Planificación de los Sectores de Electricidad y Gas aprobada por el Consejo de Ministros a propuesta del Ministerio de Economía en septiembre de 1992.

MEDIDAS PREVENTIVAS Y CORRECTORAS

Entre otras medidas preventivas y correctoras, la declaración de impacto ambiental (DIA) establece que en las variantes de Cantabria (Cabezón de la Sal y Castañeda-Cayón-Penagos), REE deberá seguir el condicionado impuesto por el Gobierno regional según el cual los trazados de nuevos accesos deberán evitar las manchas de bosque autóctono, con el fin de minimizar los impactos en las masas de vegetación protegidas.

Dado que estas variantes cruzan los ríos Saja, Pas y Pisueña, así como el arroyo Sagüales, la DIA prohíbe la afección a cauces fluviales, charcas y lagunas durante la fase de obras. Además, obliga a REE a realizar seguimiento arqueológico de cualquier fase de la obra en las variantes de Cabezón de la Sal y Castañeda-Cayón-Penagos, según el condicionado de la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria.

RESULTADO DE LA INFORMACIÓN PÚBLICA

Durante el trámite de información pública se han presentado numerosas alegaciones, principalmente por los ayuntamientos afectados por el trazado de la línea eléctrica. En ellas se reclama, entre otras cuestiones, un estudio de impacto ambiental para la totalidad de la línea Soto de Ribera-Penagos-Güeñes; y que se proceda a la demolición de apoyos y tendidos en el trazada Soto de Ribera-Penagos.

REE señala en su respuesta que sólo se han evaluado las modificaciones proyectadas para cumplir con la sentencia del Tribunal Supremo de 1 de abril de 2002 que anuló la declaración de utilidad pública del proyecto y ordenó someter las variantes a evaluación de impacto ambiental.

Además, afirma que "no es factible" desarrollar la red de transporte eléctrico en un único acto y se trata de "instalaciones independientes con objetivos distintos". El promotor asegura que la línea cumple con las distancias a construcciones exigidas por elreglamento técnico de líneas eléctricas aéreas de alta tensión y con las recomendaciones de los organismos internacionales (OMS, Consejo de la Unión Europea y del Comité de las Regiones de Europa).

REE sostiene que la afección al bosque autóctono en Noreña se minimiza con la sobreelevación de los apoyos, y añade que la Dirección General de Montes y Conservación de la Naturaleza del Gobierno de Cantabria ha emitido informe positivo de las modificaciones proyectadas, con una serie de condiciones que han sido admitidos por la empresa. Respecto a la laguna de la Llana, afirma que ésta no ha sido finalmente incluida en la propuesta de LICs de la comunidad autónoma, y asegura que "no se ha provocado ni se va a provocar afecciones los elementos del patrimonio cultural presente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies