Los constructores creen que el Gobierno tenía que haber evitado llegar al "cataclismo social" de los derribos

Actualizado 06/12/2009 15:16:25 CET

SANTANDER, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación de Constructores y Promotores de Cantabria, Fidel González Cuevas, opinó hoy que el Gobierno de Cantabria tenía que haber evitado que se llegara al "cataclismo social" que a su juicio suponen los derribos de las viviendas afectadas por sentencias de demolición en los municipios costeros de la comunidad autónoma.

En una entrevista con Radio Nacional de España en la que participó Europa Press, el representante de los constructores admitió que no está de acuerdo "en absoluto" con los derribos, si bien precisó que estos obedecen a sentencias que hay que cumplir.

"Un 90% de las circunstancias en que están las alrededor de 400 viviendas con orden de derribo se podría haber resuelto sin llegar a este cataclismo social que supone echar a 400 familias de una residencia que compraron con la ilusión de vivir y disfrutar del entorno", expresó González Cuevas.

Así, el presidente de los constructores señaló que en el "lapso" de tiempo que ha pasado entre que se dictaron las sucesivas sentencias y el "momento en que estamos", en el que han comenzado a ejecutarse algunas --"que han pasado ya unos años", según enfatizó--, el Gobierno de Cantabria podría haber actuado para evitarlos.

El representante del sector consideró que el Ejecutivo regional "debió cambiar alguna normativa", para de esta forma tratar de legalizar "aquello que fuera legalizable", y se protegieran así decisiones que estaban "amparadas" por actos reglados, como es la licencia municipal.

González Cuevas enfatizó que en base a esta autorización los promotores compraron terrenos, se pagaron impuestos, y se construyeron y vendieron edificios. Tanto el promotor como el comprador hicieron una inversión, remarcó el presidente de la Asociación de Constructores.

Asimismo, recordó que los perjuicios económicos de esta situación también afectarán a los ayuntamientos, que tendrán que "soportar todos los costes" de las indemnizaciones, de los que, añadió, responde "subsidiariamente" el Gobierno de Cantabria.