Piden casi 37 años para nueve miembros de red de tráfico de drogas

Actualizado 03/04/2016 13:49:54 CET

SANTANDER, 3 (EUROPA PRESS)

   La Fiscalía pide unas penas de prisión que suman casi 37 años para nueve personas acusadas de formar una red de tráfico de cocaína y hachís que operaba en los municipios cántabros de Laredo, Colindres y Treto.

   El juicio se celebrará desde el martes, 5 de abril, al viernes, día 8, a partir de las 10.00 horas, en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria, en el complejo judicial de Las Salesas en Santander.

   El fiscal les acusa a todos ellos de un delito contra la salud pública, aunque en diferentes grados ya que a seis de ellos les reclama una pena de cuatro años y tres meses mientras que a los tres restantes les solicita penas de tres años y nueve meses.

   Además, las condenas reclamadas a los nueve acusados, que pasaron entre uno y 15 días en prisión provisional, llevan multas aparejadas de hasta 51.700 euros.

   Según el relato de hechos del Ministerio Fiscal, los nueve se habían puesto "previamente" de acuerdo para traficar y extender el consumo de sustancias estupefacientes, nocivas para la salud, entre "personas conocidas o desconocidas", una actividad que llevaron a cabo desde agosto de 2013 a marzo de 2014, cuando fueron detenidos.

   Dos de ellos, MG.S.G. y A.S.G., dominicanos, hermanos y con domicilio en Colindres y Treto, colaboraban con otro vecino de Colindres, AS.R.O. dedicándose "intensamente al menudeo y al tráfico a pequeña o media escala" en ambas localidades, así como en Laredo. Según el fiscal, los compradores acudían a sus domicilios o quedaban con ellos a través de breves conversaciones telefónicas.

   Mientras que las sustancias estupefacientes, hachís y cocaína, la obtenían de "diversos proveedores desconocidos", en ocasiones directamente desde República Dominicana y en otras a otro de los acusados en el procedimiento, R.M.C., de Santander.

   A los dos hermanos dominicanos les registraron los domicilios de Colindres y Treto y les localizaron 5,08 gramos de cannabis, 7,65 de cocaína con una pureza de 45,1% y otros 90,64 con un 42,5%. Asimismo, les requisaron todos los útiles necesarios como balanzas, plásticos, varios teléfonos móviles y agenda con anotaciones contables.

   Uno de ellos residía con su pareja en un piso de Santander, que también se registró encontrando nueve bellotas de cocaína con un peso de 93,15 gramos y un 82% de pureza, 100 gramos de sustancia de corte, 10.550 euros, y agenda con anotaciones, entre otros.

   Mientras que al colaborador de los hermanos dominicanos y residente en Colindres le incautaron un kilo de sustancia de corte, 1,7 gramos de cocaína, 17 gramos de cafeína, balanzas, prensas con dos moldes para la droga, seis móviles y recortes de plástico.

   Al proveedor conocido de éstos, R.M.C. de alias 'Maruco', también se le efectuó un registro en su vivienda de Santander, donde se localizaron 600 euros, 0,2 gramos de cocaína , 160 gramos de cannabis, una prensa hidráulica, una balanza anotaciones, bolsas de plástico, dos móviles y una "importante cantidad de sustancia de corte no fiscalizada".

   También se detuvo y registró el domicilio de un colaborador de éste último y de uno de los hermanos colombianos, M.R.R. al que llaman 'Wilkin', a quien se acusa de junto a los dos anteriores "buscar partidas de drogas" porque, según la Fiscalía, en febrero de 2014 intentaron un negocio con "unos amigos de Burgos". En el domicilio le encontraron 2,9 gramos de cocaína, 7,76 gramos de cannabis y 5,24 de cannabis en hierba.

   En la causa, también están implicados otros dos hermanos dominicanos, AJ.M. y JJ.M., y la novia de uno de ellos, A.S.V., residentes en Colindres y considerados colaboradores de la otra pareja de hermanos. Con este grupo también colaboraba otro imputado, DG.L.M. que está en paradero desconocido y, por tanto, en busca y captura.

   En los registros realizados a éstos últimos, no se encontró droga aunque sí otros útiles, así como una pistola de aire comprimido. A raíz de estos tres, los dos hermanos y la novia, se imputó a JA.A.H., que adquiría junto a ellos la droga.

   Según indica el fiscal, toda la droga incautada en la operación contra esta red tiene un valor en el mercado de 18.359 euros.

   Mientras el fiscal pide penas que van de los cuatro años y tres meses a los tres años y nueve meses, todas las defensas piden la libre absolución de sus representados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies