Cosidó niega devoluciones en caliente en Ceuta y Melilla y afirma que la Policía "cumple escrupulosamente la ley"

Ignacio Cosidó
EUROPA PRESS
Actualizado 07/07/2015 5:50:46 CET

SANTANDER, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El director general del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), Ignacio Cosidó, ha negado este viernes en Santander que haya devoluciones en caliente de inmigrantes que intentan entrar en España de forma irregular a través de Ceuta y Melilla y ha reivindicado la "total garantía de que la Policía Nacional, en todo momento, cumple con total sometimiento a la ley y cumpliendo escrupulosamente la legalidad vigente" en sus labores de control de la entrada de extranjeros en España.

Así ha contestado a preguntas de los medios de comunicación después de que este jueves el juzgado de primera instancia y de Instrucción número 2 de Melilla haya aceptado abrir diligencias previas para investigar la posible responsabilidad y comisión de delitos en la acción de policías marroquíes y efectivos de la Guardia Civil durante las expulsiones en caliente que se produjeron en Melilla durante la noche del pasado 18 de junio.

La querella la presentó Andalucía Acoge --junto con la Federación de SOS Racismo y Prodein Melilla--, que explica en un comunicado que lo hizo a partir de un vídeo grabado "en el que se aprecia cómo fuerzas auxiliares marroquíes, dentro de territorio español, apalean a una persona inmigrante", y que los hechos son observados por "un coche de la Guardia Civil, que no interviene para detener la acción violenta".

Cosidó , que ha clausurado este viernes el encuentro 'Retos del fenómeno migratorio en el siglo XXI. La trata de seres humanos para la explotación sexual', que se ha celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), también ha recordado que desde el Ministerio del Interior "se tiene como principio no comentar las resoluciones judiciales", por lo que ha mostrado "el máximo respeto y sometimiento, lógicamente", a las decisiones de los jueces.

Igualmente, el director general de la Policía no ha querido dar datos sobre la investigación policial en marcha acerca de la herencia que el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha confesado tener en una cuenta suiza durante 34 años sin regularizar. La razón es que "se encuentra judicializada y, por lo tanto, sometida a lo que los jueces vayan requiriendo de las unidades de investigación de la Policía Nacional", ha dicho.

Después de haber confesado tener esta herencia de su padre, Jordi Pujol no ha querido aclarar este jueves, en sus primeras palabras tras la confesión, si comparecerá en el Parlamento catalán para dar explicaciones. "Aún no lo he decidido, ya se verá", ha dicho Pujol en Queralbs (Girona).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies