Cristina García Rodero: "Para poder disparar una foto necesito emocionarme"

23 DE AGOSTO 2010, la fotógrafa CRISTINA GARCÍA RODERO
UIMP/Alberto Sáinz
Actualizado 24/08/2010 16:13:44 CET

Las imágenes que muestra la fotógrafa de la Agencia Magnum son sólo "la punta de un gran iceberg"

SANTANDER, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La fotógrafa Cristina García Rodero ha manifestado que se mueve a través de las emociones, que son el "hilo conductor" de sus imágenes. "Para poder disparar una foto, necesito emocionarme", ha reconocido en Santander, donde dirige a lo largo de la semana un curso magistral sobre su obra y trayectoria, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Miembro de la Agencia Magnum Photos, García Rodero ha explicado que esa emoción puede ser "positiva" o "negativa", pero se tiene que dar para realizar una fotografía. Y precisamente "todas" sus emociones y los asuntos que "preocupan" a la autora de 'España oculta' se recogerán en su próximo trabajo, 'Entre el cielo y la tierra', el "más ambicioso" de su carrera y al que "más tiempo" está dedicando.

Se trata de un "compendio" de su trayectoria, -que comenzó hace 40 años, de los que 36 ha ejercido como reportera documental-, en el que se reflejan sus "intereses", tanto a nivel personal como desde el punto de vista de la imagen.

'Entre el cielo y la tierra', que muestra cómo unas personas "eligen un camino" y otras otro distinto, aborda la dualidad de la vida, a través del espíritu y el cuerpo, la vida y la muerte; y aspectos complementarios, como la religión y lo pagano, la guerra y la paz, el hombre y la mujer, lo nuevo y lo viejo, o el campo y la ciudad.

En rueda de prensa, y preguntada por cuándo se podrá contemplar este trabajo, García Rodero ha explicado que será cuando haya una editorial interesada y encuentre, además, un lugar donde poder mostrar las imágenes. En este sentido, ha reconocido que quizá no sea éste el "el mejor momento" para exponer, debido al a crisis económica y al "desconcierto" y "revolución tan grande" que supone el paso de la fotografía analógica a la digital, fenómeno que, unido a las nuevas tecnologías y aparición de Internet, ha comparado con lo que supuso en su día la invención de la imprenta.

Premio Nacional de Fotografía en 1996 y Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes en 2005, la fotógrafa ha admitido también que "no es fácil" terminar un trabajo. Tras recordar que comenzó 'Entre el cielo y la tierra' en la década de los 90 en Grecia, --aunque se puso a trabajar "muy en serio" en él hace quince años--, ha indicado que hasta que esté finalizado aprovechará para trabajar más en aspectos como el cuerpo o la belleza, en sus diferentes modalidades y teniendo en cuenta los distintos certámenes que hay.

Al igual que ha ocurrido en sus proyectos anteriores, entre los que destacan 'Refugiados albanokosovares', 'Rituales en Haití' o 'Festivales eróticos', las fotografías que enseña Cristina García Rodero son sólo "la punta de un gran iceberg", ya que "debajo hay muchas imágenes", todas ellas "correctas", "muy expresivas" y, por tanto, "publicables", aunque no son "grandes fotos" ni "hablan de una gran autora".

"LAS FOTOS ME ECHAN DE CASA"

En cualquier caso, la autora de Puertollano las quiere "a todas por igual", ya que en sus fotos ha puesto su "pasión" y su "vida" y, en consecuencia, su "pasión por la fotografía".

"He trabajado tanto que el archivo me echa de casa", ha confesado García Rodero, al tiempo que ha valorado Magnum Photos como el "mejor recipiente" para confiar su "tesoro". Así, formar parte de la agencia, en la que ingresó hace un año, supone que su trabajo no se "pierda" ni "muera en el tiempo", ya que va a estar "bien custodiado". Lo contrario supondría una "carga tremenda" para su familia.

De hecho, la célebre cooperativa de reporteros fundada en 1947 trabaja en la puesta en marcha de una Fundación en Francia, que albergaría fondos como los del propio Robert Capa, uno de los impulsores de la agencia Magnum, y que se encuentran en la actualidad en el Centro Internacional de Fotografía creado 1974 por su hermano, Cornell Capa. No obstante, la reportera manchega no descarta dejar su legado o parte de él al Estado español.

Sobre su incorporación a la agencia, ha destacado que lo que más le interesa es "estar rodeada" de fotógrafos "sabios" para poder conversar con ellos sobre esta disciplina y, también, el hecho de tener a alguien que se ocupe del aspecto comercial de su labor, ya que las "energías" de Cristina García Rodero están en "hacer un trabajo de calidad".

Preocupada por indagar en el ser humano y los conflictos sociales y políticos, la autora de ensayos fotográficos como 'Kumb Mela y Holi' o 'Labibela' se muestra partidaria de "tener siempre los pies en la tierra", de ahí que estar en la Magmun Photos no fuera uno de sus "sueños". Sin embargo, animada por un compañero, se decidió a entrar en la misma, siendo la primera fotógrafa española que lo ha lograrlo.

MÚSICA Y POESÍA PARA SUS IMÁGENES

A la hora de poner nombre a sus imágenes, García Rodero intenta que haya datos suficientes para que se entienda que está ocurriendo. Sin embargo, no siempre se decanta por un pide de foto informativo, que explique al detalle lo que está pasando, sino que opta también por un título más poético. De igual modo, proyecta sus trabajos acompañando las imágenes de música, ya que "si hay un lenguaje universal es la música".

Si tuviera que elegir una de sus fotografías, se quedaría con una incluida en 'España oculta' que muestra a una niña pequeña "frágil" y "fuerte" a la vez, que está saltando y cantando en un cementerio, lo que supone un "fuerte" contraste entre dos ambientes muy distintos (la vida y la muerte). Esa instantánea representa lo que le "gusta" a Cristina García Rodero, lo "mágico" y la mezcla de "lo real y lo irreal".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies