Cruz Roja presenta en la estación de Adif en Santander una exposición sobre consumo responsable de agua

 

Cruz Roja presenta en la estación de Adif en Santander una exposición sobre consumo responsable de agua

Actualizado 17/06/2009 19:37:07 CET

SANTANDER, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cruz Roja Española en Cantabria presentó hoy en la estación de Adif en Santander la exposición 'Moviéndonos por el agua' que tiene como finalidad sensibilizar a la población en el consumo responsable del agua. La muestra, organizada con motivo del Día Mundial de la Lucha contra la Sequía y la Desertización, cuenta con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, la Confederación Hidrográfica del Norte y Adif, quien ha cedido el espacio para la presentación y exposición de la campaña.

Javier García Oliva, director general de Medio Ambiente; Manuel Fernández, director técnico adjunto de la Confederación Hidrográfica del Norte; y Antonio Roldán, jefe de proyectos de la Confederación Hidrográfica del Norte en Cantabria acompañaron a Carmen Moreno, presidenta de Cruz Roja en Cantabria, en la presentación de esta exposición, apoyaron su finalidad y remarcaron la importancia y la necesidad de una "buena sensibilización" respecto al uso del agua.

Voluntarios de Cruz Roja atenderán la exposición durante todo el día repartiendo folletos sobre el consumo responsable de agua y perlizadores (sistemas de ahorro de agua para grifos) a todas las personas que se acerquen a la estación de Adif.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la desertificación amenaza a la cuarta parte del planeta. Afecta además directamente a más de 250 millones de personas y pone en peligro los medios de vida de más de 1.000 millones de habitantes de más de 100 países al reducir la productividad en la agricultura y la ganadería.

La mayor parte de las poblaciones afectadas son de países pobres, lo que provoca migraciones a otros lugares. En el ámbito europeo, España es el país que tiene el mayor índice de desertización.

Por otra parte, el uso del agua va en aumento. Los 6.000 millones de habitantes del planeta ya se han adueñado del 54 por ciento del agua dulce disponible en ríos, lagos y acuíferos subterráneos.

La falta de agua no sólo genera procesos de seguía y desertificación en los ecosistemas, sino que las poblaciones humanas son susceptibles a enfermar por causas relacionadas con este elemento indispensable para la vida. Así, las enfermedades relacionas por el agua causan al año la muerte de unos cinco millones de personas, la mayoría niños menores de cinco años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies