Cuatro años por entrar a casa de una mujer e intentar agredirla sexualmente

Acusado de intentar agredir a una mujer
EUROPA PRESS
Publicado 25/04/2018 10:59:26CET

El acusado reconoce los hechos en el juicio y se muestra conforme con la pena solicitada por el fiscal, que también incluye multa de 360 euros

SANTANDER, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El acusado de intentar agredir sexualmente a una mujer tras colarse en su casa, en el municipio cántabro de San Vicente de la Barquera, ha admitido los hechos en el juicio celebrado contra él este miércoles en la Audiencia Provincial, y se ha mostrado igualmente conforme con la pena solicitada por la Fiscalía, de cuatro años de cárcel, en base a la cual se dictará sentencia condenatoria.

Así lo ha acordado la sala, de la Sección Primera de la AP, durante la sesión, en la que se ha leído el escrito de acusación del Ministerio público al encausado, que ha admitido lo sucedido y ha aceptado la petición de prisión.

Los hechos ocurrieron un 9 de agosto de 2015 a las seis de la madrugada y el hombre está desde el día siguiente en prisión provisional, comunicada y sin fianza, decretada por el Juzgado de Instrucción nº 1 del municipio barquereño.

Según ha relatado el fiscal, el ya condenado, después de saltar el muro que rodeaba la casa y una vez ya en el jardín, entró a la vivienda de la mujer por la puerta, que no estaba trancada, subió a la habitación y la despertó, advirtiéndola de que si gritaba le clavaba un cuchillo de grandes dimensiones al tiempo que se lo mostraba.

Entonces, posó el cuchillo para amordazar con cinta americana a la víctima, que aprovechando una distracción, consiguió quitarse la mordaza y gritar, por lo que el procesado cogió el cuchillo y se lo colocó en un costado.

La mujer trató de zafarse en varias ocasiones y finalmente lo logró gracias a los golpes que dio al hombre con una lata de hierro en la cabeza. Cuando pudo escapar de la habitación, salió a la calle gritando y pidiendo auxilio.

El fiscal considera los hechos un delito de agresión sexual en grado de tentativa, otro de allanamiento de morada y uno leve de lesiones. Además de la condena de cuatro años de cárcel, el hombre ha sido condenado, como solicitaba el Ministerio Público, libertad vigilada tras la salida de prisión de otros cuatro años; la prohibición de acercarse y comunicarse con la víctima. También deberá pagar una multa de 360 euros.