Cuatro carreteras cántabras siguen cerradas por desprendimientos e inundaciones

 

Cuatro carreteras cántabras siguen cerradas por desprendimientos e inundaciones

Actualizado 17/06/2010 17:16:48 CET

SANTANDER, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de cuatro carreteras cántabras siguen cortadas al tráfico por los desprendimientos e inundaciones que han provocado las intensas lluvias.

Así, diversos desprendimientos impiden circular por la CA-180 de Cabezón de la Sal al Valle de Cabuérniga; por la CA-280 Valle de Cabuérniga-Espinilla-Salcedillo, y por la CA-282 Puentenansa-La Hermida. Asimismo, está cerrada la CA-813 de Cabezón de la Sal a Ontoria por inundaciones.

De igual modo, por otras diez carreteras hay que circular con precaución, según recomienda el Gobierno regional.

Así, se debe conducir con atención por la CA-135 de Cabezón de la Sal a Comillas; por la CA-152 de Alto de la Ecrita a La Matanza; por dos puntos de la CA-182 de Valle de Cabuérniga a Puentenansa; por la CA-262 de Selaya a Vega de Pas; por la CA-353 de Puente San Miguel a Cóbreces; por la CA-456 de acceso a San Bartolomé de Meruelo; y por la CA-458, de Jesús del Monte a Omoño, en todos los casos por desprendimientos.

También hay que tener precaución a la hora de transitar por la CA-813 de Cabezón de la Sal a Ontoria y por la CA-185 de Potes a Fuente Dé, debido a inundaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies