Cuatro detenidos tras denunciar una joven su traslado a la fuerza a un club de alterne de Argoños

Actualizado 29/08/2018 13:40:43 CET

SANTANDER, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Santoña ha detenido a cuatro personas, --dos hombres y dos mujeres--, e investiga a una quinta, por presuntos delitos de detención ilegal, amenazas y trata de seres humanos, después de que una joven denunciara que un hombre brasileño la había trasladado contra su voluntad a un club de Argoños para que ejerciera la prostitución.

Según ha informado hoy el instituto armado, la joven fue encontrada el pasado 8 de agosto en la cuneta de la CA 141 por un ciclista que transitaba por esa carretera y que la vio desorientada y pidiendo auxilio, por lo que se detuvo para socorrerla y solicitar ayuda.

Una patrulla de la Guardia Civil trasladó después a la joven a dependencias policiales donde fue atendida y relató que en la madrugada del pasado día 7 conoció a un brasileño en un bar de Bilbao y que, tras tomar unas cervezas con él, éste se ofreció a trasladarla en coche a donde se encontraban unas amigas de la chica.

Una vez en el vehículo, el hombre cerró las puertas y se dirigió a la autovía en dirección a Cantabria. Cuando la joven se percató de que no la estaba trasladando al lugar acordado, le pidió reiteradamente que la dejara bajar del coche, cosa que él no hizo.

Tras un tiempo en el coche, el hombre se detuvo frente a una casa grande, de la que salieron una mujer y un hombre que metieron a la chica en el inmueble. Una vez dentro, siguió pidiendo para que la dejaran irse mientras varias mujeres la intentaban tranquilizar diciéndola que iba a estar bien e iba a tener donde dormir y comer.

Momentos después la dieron a beber un vaso de agua, tras lo cual dejó de recordar nada. Cuando recobró la conciencia, comprobó que se encontraba en una habitación sin bombín en la puerta, tumbada semidesnuda en una cama. La joven logró huir del lugar saltando por el balcón.

Ya en la calle, anduvo por la carretera hasta que fue auxiliada por el ciclista que avisó a la Guardia Civil. Una vez en dependencias policiales, se puso en marcha el protocolo para víctimas de delitos sexuales, siendo trasladada al Hospital de Laredo.

Posteriormente, la Guardia Civil puso en marcha una operación en la que se inspeccionó el citado local, donde se detuvo en un primer momento a tres personas y fue investigada una cuarta por supuestos delitos de detención ilegal, amenazas y trata de seres humanos.

Así mismo, en el interior del establecimiento se identificó a dos mujeres con sendos expedientes de expulsión, por lo que han sido trasladadas a su país de origen.

La operación concluyó con la detención, en el día de ayer, de la persona que supuestamente retuvo contra su voluntad a la joven y la trasladó desde Bilbao hasta un club de alterne ubicado en la localidad de Argoños con el fin de que ejerciera la prostitución.

De forma paralela, la Guardia Civil detectó en el interior del inmueble diversos enganches fraudulentos al tendido eléctrico, lo que propició la detención de un hombre de 28 años y de nacionalidad española como presunto autor de un delito de defraudación de fluido eléctrico.

Contador