Cultura incluye la iglesia de San Román (Viérnoles) en el Inventario General del Patrimonio Cultural

 

Cultura incluye la iglesia de San Román (Viérnoles) en el Inventario General del Patrimonio Cultural

Viérnoles
BOC
Actualizado 27/01/2011 18:04:02 CET

Fue construida a mediados del siglo XVI, aunque de esta obra sólo permanece la cabecera

SANTANDER, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Cultura del Gobierno de Cantabria ha resuelto incluir en el Inventario General del Patrimonio Cultural la iglesia parroquial de San Román, en Viérnoles (Torrelavega).

El procedimiento para dicha inclusión fue incoado el 28 de octubre de 2010, y tras haberse cumplido todos los trámites preceptivos en la incoación e instrucción del expediente, se ha dictado una resolución por la que se acuerda que dicha iglesia sea incluida en el Inventario General del Patrimonio Cultural de Cantabria.

Según consta en la resolución, consultada por Europa Press, la iglesia parroquial de San Román fue construida a mediados del siglo XVI, aunque de esta obra ya sólo permanece la cabecera.

Esta cabecera de estructura gótica, con decoración renacentista, es de planta cuadrada con altos muros de sillería sostenidos mediante contrafuertes angulares, en diagonal, rematados en talud, con una prolongación hasta la cornisa.

Al interior se cubre mediante una bóveda de crucería sobre arcos fajones y formeros apuntados, con nueve claves, nervios cruceros, terceletes y ligaduras, formando un rombo en torno al polo y sin tener nervios curvos.

La bóveda apoya en ménsulas y una faja acapitelada recorre los muros a media altura. El arco triunfal, apuntado, apoya sobre semicolumnas adosadas con capiteles que parecen resumir los órdenes dórico, jónico y corintio.

La cabecera se ilumina mediante una sola ventana de medio punto del siglo XVI, cuyos perfiles han sido en parte modifi cados en 1852. En 1704 se hizo la vidriera y reja de la ventana de la capilla mayor.

A los pies de la nave se conserva una portada de arco de medio punto, que data de la obra del siglo XVI. Las capillas hornacinas, de poca profundidad, se abren por arcos de medio punto prolongados mediante bóveda del mismo trazado. Estas capillas hornacinas hacen innecesaria la construcción de contrafuertes exteriores, pues permiten contrapesar la nave.

La Dirección de Cultura destaca como interesante la portada barroca de la Iglesia, de marco acodillado con orejas. El retablo se asienta sobre un alto pedestal de piedra, mientras el banco presenta un primer cuerpo liso y un segundo cuerpo con relieves decorados, sobre este banco se alzan dos cuerpos de retablo, el primero de orden jónico y el segundo de orden corintio.

Finalmente la torre consta de cuatro cuerpos separados por impostas refajadas. El modelo de torre que ya se utilizaba en el siglo XVI, no utilizándose pilastras para ordenar el último cuerpo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies