Declarado en ruina el edificio ubicado en el número 44 de Adarzo

 

Declarado en ruina el edificio ubicado en el número 44 de Adarzo

Edificio Declarado En Ruina En Adarzo
AYUNTAMIENTO
Actualizado 14/11/2011 16:31:04 CET

Se establece un plazo de dos meses para que la propiedad inicie los trabajos de demolición

SANTANDER, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Santander ha declarado en estado de ruina el edificio ubicado en el número 44 del Barrio de Adarzo, un inmueble desocupado y que presenta un deficiente estado de conservación.

Según ha informado el concejal de Infraestructura, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, se ha ordenado a la propiedad que inicie los trabajos de demolición en el plazo máximo de dos meses, previa presentación ante los Servicios Técnicos municipales del proyecto técnico de derribo y tras el pago de las tasas correspondientes.

Así mismo, los propietarios del número 44 del Barrio de Adarzo deberán proceder, posteriormente, a la limpieza y vallado del solar. El edil recordó que, en caso de no iniciarse la demolición en el plazo establecido, el Ayuntamiento podrá ejercer cualquiera de los medios de ejecución forzosa y exigir, por la vía de apremio, el importe de los gastos en que incurra la Administración en la acción sustitutiva de la inactividad de los particulares.

Díaz explicó que el número 44 del Barrio de Adarzo es un inmueble del año 1920, según el catastro, con una superficie construida de 271 metros cuadrados, a base de muros de carga de ladrillo, forjados y pilares de madera, cubierta de teja sobre ripia sobre estructura de vigas y viguetas de madera, distribuidos en planta baja, primera y bajocubierta.

La fachada del edificio presenta un muy deficiente estado de conservación, especialmente de las carpinterías, aleros, canalones y bajantes, lo que supone un riesgo importante para la seguridad de las zonas perimetrales, según informa el Ayuntamiento en nota de prensa.

En la misma situación se encuentra la cubierta del inmueble, sobre la que se observa abundante vegetación, abombamientos importantes y numerosas piezas rotas y movidas, según describió el edil, quien hizo hincapié en los desniveles, humedades y fisuras que se han detectado en la estructura del edificio.

El concejal también se refirió al interior del número 44 del Barrio de Adarzo que muestra el resultado de muchos años de abandono y sin el adecuado mantenimiento; con humedades, filtraciones, carpinterías rotas e instalaciones obsoletas e ineficaces.

"Nos encontramos ante un supuesto de ruina económica, dado que los trabajos de conservación necesarios para subsanar las deficiencias derivadas del estado ruinoso, de acuerdo con la valoración realizada, superarían claramente el 50 por ciento del valor del edificio", destacó Díaz, quien concluyó que, por todo ello, se procede a su declaración como finca ruinosa, debiendo procederse al derribo de la misma.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies