Desarticulado un grupo criminal con base en Castro que atracó un banco en Burgos

Material intervenido
GUARDIA CIVIL
Actualizado 23/02/2018 17:58:48 CET

SANTANDER, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal, con base en Castro Urdiales, acusado de atracar una sucursal bancaria de Arija (Burgos). En la operación se ha detenido a dos personas, una de ellas en Cantabria, donde también se realizaron cuatro registros domiciliarios, en Castro Urdiales y Noja, en los que se intervino una pistola, munición y 700 gramos de estupefacientes, entre otros efectos.

El atraco se produjo el pasado 7 de noviembre en una sucursal de Caixabank de la citada localidad, donde los asaltantes se apropiaron de cerca de 3.500 euros intimidando a la empleada con armas de fuego.

La Guardia Civil de Burgos estableció un dispositivo que ha llevado finalmente a detener a J.I.Q.M., de 55 años, y M.L.C.G., de 54, está última en Cantabria, y a investigar a J.L.P.V., de 56, como presuntos autores, en distinto grado, de los delitos de robo con violencia e intimidación, contra la salud pública y por tenencia ilícita de armas.

Según ha informado el Instituto armado, las investigaciones se centraron en el cotejo de la información recibida y las manifestaciones de víctima y testigos, así como en las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Así, se pudo conocer la intervención en el atraco de dos personas armadas, en tanto que una tercera esperaba fuera al volante de un vehículo para facilitar la huida.

El vehículo había sido visto con anterioridad en la zona y se le pudo vincular con la localidad cántabra de Castro Urdiales, en concreto con una parcela vallada y dotada de importantes medidas de seguridad en cuyo interior se ubicaba una vivienda.

Esta vivienda resultó ser la "base de operaciones" del principal sospechoso y líder del grupo, autor material del atraco, J.I.Q.M., un "histórico" de la delincuencia que fue detenido días después. Cuenta con un importante historial delictivo, siendo investigado años atrás por tráfico de armas.

Durante la operación, denominada 'Ciprinus', los integrantes del grupo fueron sometidos a "intensas y complejas" vigilancias, lo que permitió detectar cuatro domicilios, en Castro Urdiales y Noja, en los que se realizaron los registros.

En uno de ellos, fue localizada y detenida M.L.C.G., esposa del principal sospechoso, interviniéndose una pistola de 9 mm, munición, 250 gramos de cocaína, otros 250 de sustancia de corte, 200 gramos de hachís, balanzas de precisión y material para el corte y distribución de la droga, un vehículo y placas de matrícula.

Además, fue identificado J.L.P.V., que venía siendo vigilado, al que se detuvo en Vizcaya por otros hechos y que ingresó en prisión, donde ha sido investigado posteriormente como autor del atraco.

La Guardia Civil ha destacado la profesionalidad del grupo, dotado de instrumentación propia de la delincuencia organizada y de práctica de butrones.

De hecho, les ha sido intervenida una cámara endoscópica, lanzas térmicas, un escaner detector de metales en pared y un maletín de ganzúas eléctricas para la apertura de puertas.

La investigación que, no se da por cerrada hasta el total esclarecimiento de los hechos y que pasa por la identificación y localización del tercer autor, ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Villarcayo, donde han sido entregadas las diligencias, en coordinación con la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Burgos, y la colaboración de la Comandancia de Cantabria.