Desarticulado un grupo organizado dedicado a robar bancos con violencia en Navarra y Cantabria

Actualizado 30/06/2006 15:58:33 CET

Se ha detenido a seis personas y el botín calculada asciende a más de 122.000 euros

PAMPLONA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional han desarticulado un grupo organizado de robo de bancos con violencia que operaba fundamentalmente en Navarra, aunque también en Cantabria. La operación se ha saldado con seis personas detenidas en Vizcaya, y otra más imputada.

El delegado del Gobierno en la Comunidad foral, Vicente Ripa, calificó esta actuación como "arriesgada" y "compleja", lo que hicieron que las investigaciones se alargaran durante más de seis meses.

Concretamente, se ha procedido a la detención, la última de ellas practicada el pasado 28 de junio, de seis personas, y otra más imputada. Son cinco varones y dos mujeres, de entre 29 y 48 años.

La investigación ha probado la participación de este grupo en cuatro robos consumados a entidades bancarias de Pamplona (20-9-2005), Olazagutía (27-9-2005), Gajano-Cantabria (18-10-2005), y Leitza (5-12-2005). El botín obtenido ascendió a 122.365 euros.

El delegado relató que la organización siempre intimidaba a los trabajadores de las entidades bancarias a punta de pistola. Según dijo, "dio sobradas muestras de su agresividad, puesto que, por ejemplo, en Olazagutía dejaron encerrado al director y en Leitza maniataron y encerraron a varias de sus víctimas".

La red también intentó robar el 2 de diciembre pasado una sucursal de Lakuntza, pero el individuo encapuchado no logró acceder a su interior, por lo que se dio a la fuga.

Al observarse similitudes en el 'modus operandi' de estos delincuentes, incluido su ámbito preferente de actuación (el norte de Navarra), se constituyó un equipo conjunto de agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional para intentar desarticular este entramado.

Se acreditaron cinco pautas principales: sus miembros procedían de la comarca de Bilbao, llegaban a utilizar para su fuga pistas forestales, empleaban comunicaciones y relevantes medidas de seguridad en sus asaltos, se servían de dos o tres vehículos (uno de ellos a modo de lanzadera, es decir, un vehículo limpio que precede a los restantes y alerta sobre la presencia policial), y el grupo estaba liderado por un individuo que planificaba las acciones pero que generalmente no participaba en los asaltos, aunque sí daba órdenes e instrucciones.

Como resultado de la constitución de ese equipo conjunto Guardia Civil-Policía Nacional se reforzó la presencia policial en los lugares de mayor riesgo, y se abortó la comisión de dos atracos en Lesaka y Lakuntza, respectivamente, los días 13 y 15 del pasado diciembre.

Los investigadores detectaron que la organización iba a volver a actuar el mismo día 16 de diciembre en Lesaka, y la Guardia Civil aprovechó esa información para practicar las primeras detenciones. Cuando los dos atracadores participantes en aquella ocasión decidieron abortar el asalto por la presencia policial, el Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil cerró la localidad e impidió su huida.

Ese día se detuvo a su líder, J.F.R.V., alias Johny, varón de 47 años residente en Bilbao, al que se le intervino uno de los aparatos de comunicaciones empleados en los atracos y una anotaciones manuscritas con instrucciones relativas a los robos.

El resto de detenidos son M.A.C.M., de 32 años y residente en Portugalete; J.L.B.M., de 48 y residente en Bilbao; M.P.R.M., de 47 años también de Bilbao; J.F.C., de 49 años (que se encontraba huido de un centro penitenciario), y E.H.A., residente en Bilbao. Se encuentra imputada la hija de M.P.R.M., que responde a las iniciales V.V.R., de 29 años.

En el curso de la operación, se han realizado tres registros domiciliarios, con la incautación o movilización de bienes o activos patrimoniales por importe superior a 60.000 euros, además de joyas, un turismo BMW de alta gama, numerosos teléfonos móviles y varias armas blancas y sprays de defensa personal.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, expuso el delegado del Gobierno, consideran desarticulado este grupo organizado, al que en total se le imputan ocho robos contando sus tentativas frustradas.

El coronel de la Guardia Civil Luis Iglesias destacó la "buena colaboración y cooperación" entre ambos cuerpos policiales para desarticular la banda en una operación que calificó de "compleja" al estar liderada, dijo, por una persona que no participaba en los atracos. Según añadió, el 'modus operandi' estaba muy organizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies