Desarticulado un grupo de tráfico de drogas en Cantabria y Vizcaya e incautados 3 kilos de cocaína y hachís

Actualizado 10/06/2009 16:39:43 CET

La operación se ha saldado con tres detenidos, un español, un colombiano y un holandés que residían en Castro, Ampuero y Laredo

SANTANDER, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Cantabria ha desarticulado una organización dedicada al tráfico de drogas en esta comunidad y en Vizcaya en una operación que se ha saldado con tres detenidos y la incautación de dos kilos de cocaína y uno de hachís. Los detenidos, un español, un colombiano y un holandés, residían en Castro Urdiales, Ampuero y Laredo.

Según ha informado hoy el instituto armado, los detenidos son V.A.V., español de 36 años y vecino de Castro; I.I.R.M., colombiano de 38 años y vecino de Laredo; y D.J.K, holandés de 44 años y vecino de Ampuero.

Los componentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil venía investigando desde el pasado mes de febrero el tráfico de cocaína y hachís, en importantes cantidades, en espacial en la localidad de Castro Urdiales, todo ello con conocimiento del Juzgado de Instrucción nº 2 de Laredo.

Las investigaciones condujeron a un vecino de dicha localidad que utilizaba una tienda de ropa que regentaba en Laredo para ocultar la droga. Se comprobó que el sospechoso, junto con el colombiano y el holandés, se dedicaban a la venta y suministro de cocaína y hachís en Vizcaya, a donde se trasladaban.

Con estos y otros datos, el pasado 3 de junio se estableció un dispositivo de control y seguimiento de los sospechosos, ya que se suponía que tenían importantes cantidades de droga. Así, a las 16.45 horas se detuvo en la localidad vizcaína de Sestao a V.A.V. e I.I.R.M., a los que se les ocupó un paquete con un kilo de cocaína. Poco después se detuvo en Ampuero a D.J.K.

En los registros de sus domicilios, así como en la tienda de Laredo, se encontraron otro paquete con 763 gramos de cocaína, 10 tabletas de hachís con un preso aproximado de 1 kilogramo, dos balanzas de precisión, un ordenador portátil y más de 4.000 euros en metálico. Con la droga intervenida se hubieran podido obtener 10.500 dosis e cocaína y otras 4.000 de hachís.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Laredo, que ordenó su ingreso en prisión. Dos de ellos permanecen en prisión incondicional, mientras que al tercero, D.J.K., se le impuso una fianza de 2.000 euros, que ya ha depositado, para eludir la cárcel.

Con esta operación, denominada 'Hidra', la Guardia Civil da por desarticulada una importante organización dedicada al tráfico de estupefacientes en Cantabria y Vizcaya.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies