Detenidos en Laredo dos miembros de una banda dedicada al robo de viviendas

Operación Guardia Civil
GUARDIA CIVIL
Actualizado 23/03/2018 13:59:30 CET

En esta comunidad cometieron al menos siete robos en varias localidades

SANTANDER, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido en Cantabria, Alicante y Barcelona a los miembros de un grupo criminal dedicado al robo de viviendas por todo el país. En Cantabria, se ha arrestado a dos personas en Laredo y esclarecido siete robos en las localidades de Castro Urdiales, Villanueva de la Peña, Suances, Entrambasaguas y Sobarzo, aunque no se descartan otros.

Según han informado fuentes el Cuerpo, la organización estaba integrada por siete hombres albaneses, uno de ellos menor de edad, de entre 17 y 34 años, a los que se considera autores de 40 delitos de robo con fuerza y otros de falsificación de placas de matrícula, usurpación de estado civil y pertenencia a grupo criminal.

Los acusados se desplazaban por todo el territorio nacional utilizando zulos en caminos y carreteras secundarias para esconder su botín y las herramientas que utilizaban en los robos, por si eran registrados en algún control.

Además, cambiaban de domicilio y de provincia, incluso de país, constantemente para intentar despistar a la Guardia Civil y se desplazaban largas distancias con vehículos de alta potencia para cometer los robos.

La banda disponía de numerosos pisos francos por toda la península, varios de ellos por la zona de Levante, bien preparados y cómodos, y con todo lo necesario para pasar las temporadas de inactividad entre asalto y asalto, ha relatado la Guardia Civil.

Los acusados elegían las tardes para actuar, aprovechando las primeras horas de oscuridad, pasando así desapercibidos para vecinos y viandantes, pero pudiendo observar qué viviendas tenían luz y estaban sus moradores dentro.

OPERABAN EN VIVIENDAS VACÍAS

Una vez que detectaban viviendas que suponían vacías, accedían a ellas de la manera más rápida: escalando, forzando o rompiendo los obstáculos habituales como puertas y ventanas.

Al entrar, no perdían el tiempo y, en apenas 5 minutos se hacían con su botín, llevándose dinero en efectivo, joyas, aparatos electrónicos, etcétera; siempre objetos de escaso tamaño y peso, y que sde encontraban accesibles.

Mientras trabajaban, los ladrones iban "perfectamente comunicados y coordinados" con emisoras y diversos dispositivos de alerta que utilizaban para no ser detectados.

Cuando escapaban con el botín, utilizaban técnicas evasivas para despistar posibles seguimientos, y tenían localizados puntos en los que, aprovechando la orografía del terreno, habían dispuesto zulos para esconder el botín, las herramientas que usaban para entrar en las viviendas y las placas de matrícula falsas que ponían al vehículo.

No obstante, y a pesar de estas medidas de seguridad, los agentes de les seguían de cerca, pudiendo ver cómo escondían el botín de uno de sus robos en el hueco de una acequia, junto a la carretera, pero esperaron a tener localizados a todos los miembros de la banda para detenerlos.

Finalmente, las detenciones, que "no fueron fáciles", según la Guardia Civil, se produjeron en Alicante, Cantabria y Barcelona, ya que los integrantes de la organización se dispersaban tras los golpes para no ser descubiertos.

En una operación coordinada, se logró detener a los siete miembros de la banda: dos en Laredo (Cantabria), otros dos en Barcelona, y los tres restantes en Torrevieja, en Los Montesinos y en Orihuela Costa. Tras ser puestos a disposición judicial, dos de ellos ingresaron en prisión, el menor ingresó en un centro y el resto quedó en libertad con cargos.

Se les atribuye la comisión de, al menos, 40 robos y se calcula en unos 350.000 euros el valor total de todo lo sustraído (incluyendo vehículos, joyas y dinero en efectivo).

Durante el registro de cuatro de los pisos encontrados a la organización, se incautaron seis automóviles, joyas por valor de 10.000 euros y diverso material utilizado para cometer los robos, entre otros efectos.

En la operación han participado agentes de las Unidades Orgánicas de Policía Judicial de la Guardia Civil de Cantabria, de Almoradí y de Guardamar del Segura (Alicante), así como del Equipo de Crimen Organizado de la Guardia Civil de Alicante.

Contador