Desplegadas seis barreras en el Deva para absorber el vertido de fuel

 

Desplegadas seis barreras en el Deva para absorber el vertido de fuel

Dispositivo de control y vigilancia del vertido
112
Actualizado 23/05/2017 16:44:32 CET

Cantabria está "en permanente coordinación" con el Principado de Asturias para minimizar las consecuencias del siniestro

SANTANDER, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Cantabria ha desplegado seis barreras de absorción en tres tramos de la cuenca del Deva para minimizar las consecuencias del vertido de fuel del camión accidentado este lunes en Peñamellera, cuyo conductor, natural de Astillero, falleció en el siniestro. Se estima que se han derramado unos 25.000 litros de combustible a la cuenca del Cares, afluente del río cántabro.

El derrame sigue llegando a Cantabria en forma de irisaciones aisladas en superficie, sin que se haya observado vertido compacto ni por el momento se haya visto dañada la fauna fluvail, según ha informado el 112. Las barreras de absorción se han instalado bajo el puente del coto salmonero de La Concha (Buelles), en Molleda y en Unquera.

Técnicos de las direcciones generales de Protección Civil y Emergencias, que realizan labores de coordinación, de Medio Natural, y de Pesca del Ejecutivo cántabro se encuentran realizando batidas por el río, desde el límite con Asturias hasta la salida del Deva al mar, para comprobar los niveles la bajada del fuel, su concentración en los márgenes del cauce, la capacidad de retención de los medios preventivos desplegados, y la afección para la fauna fluvial.

También, a primera hora de la mañana, el helicóptero del Gobierno realizó un reconocimiento aéreo de la zona. Desde el Ejecutivo autonómico, se continúa trabajando de manera conjunta y coordinada con el Principado de Asturias, para realizar una gestión integral de la situación, que garantice que las acciones llevadas a cabo por ambas administraciones sean más efectivas, y los daños para el medio ambiente los menores posibles.

Tras el accidente de este vehículo pesado, que transportaba 30.000 litros de combustible, y el posterior vertido al río Cares, el Gobierno asturiano decretó el Plan de Transporte de Mercancías Peligrosas (PLAMERPA) en su situación 1, mientras que el Ejecutivo cántabro coordinó el dispositivo preventivo desplegado para contener los restos del derrame que llegan al Deva.

A las 18.34 horas, de la tarde de ayer, el Gobierno asturiano dio por controlado el vertido y acordó el paso a situación 0 del PLAMERPA, aunque se continúa trabajando para minimizar las consecuencias del derrame en ambas comunidades autónomas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies