Detenida una banda residente en Laredo que introducía 400 kg de hachís al mes en Francia

Operación hachís
GUARDIA CIVIL
Actualizado 14/06/2017 12:12:08 CET

Se han incautado cinco turismos de gran cilindrada y varias armas, entre ellas un fusil de asalto Kalashnikov AK47 y un revolver

SANTANDER, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido, en una operación desarrollada conjuntamente con la Gendarmería Nacional Francesa, a los cuatro integrantes de una organización criminal transfronteriza, con residencia en la localidad cántabra de Laredo, que introducía 400 kilos de hachís al mes en Francia.

Para el transporte de la droga utilizaban el método 'go fast routier', mediante el que los narcotraficantes atraviesan a gran velocidad la península en vehículos sustraídos o con matrículas falsificadas, cargados de hachís.

Los ahora detenidos trasladaban la droga desde el sur de España hasta Francia, haciendo escala en Laredo, donde tenían garajes en régimen de alquiler para ocultarla a la espera de introducirla en Francia, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

En la operación, desarrollada en Laredo y Pau (Francia) se han intervenido cinco turismos de gran cilindrada (dos de ellos sustraídos), además de varias armas municionadas y listas para su uso, entre ellas un fusil de asalto Kalashnikov AK47, un revólver y abundante munición.

También se han recuperado 11 placas de matrícula, pertenecientes a los diferentes países por los que habían circulado durante el transporte de la droga.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de enero, tras conocerse la existencia de un grupo de ciudadanos franceses con residencia en Laredo que utilizaban un vehículo de gran cilindrada al que colocaban distintas placas de matrícula para transportar grandes cantidades de hachís desde el sur de la península con destino a Francia.

A los cuatro detenidos, todos de nacionalidad francesa y especializados en el tráfico de drogas, se les imputan los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, robo de vehículos y falsificación de placas de matrícula.

Estas detenciones guardan relación con las realizadas por la Policía Local de Bilbao en el mes de febrero, en las que se incautaronn otros 400 kilos de hachís y se abortó otro transporte de las mismas características.

A pesar del "duro golpe" asestado en Bilbao, la organización contaba con gran parte de su infraestructura intacta para continuar introduciendo hachís en Francia, ha explicado la Guardia Civil.

En la operación han participado agentes de la Guardia Civil de Cantabria y País Vasco y de la Gendarmería Nacional Francesa de Pau y en España ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Laredo y la Fiscalía Antidroga de Santander.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies