Detenida una joven por robar 70 prendas por 3.000 euros de una tienda

Actualizado 17/03/2015 15:24:46 CET

La joven pertenecía a una banda organizada de hurtos de ropa y fue sorprendida al dejar las bolsas en un coche en un parking próximo

SANTANDER, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a una joven de 21 años perteneciente a un grupo organizado de robo de ropa en comercios, y que llegó a llevarse en un día 71 prendas de vestir valoradas en unos 3.000 euros de una tienda del centro de Santander.

La chica, que responde a las iniciales de CL.B. y con domicilio en Bilbao, fue arrestada el pasado día 14 cuando depositaba la ropa sustraída en un vehículo estacionado en un parking cercano al comercio, ubicado en la calle Lealtad. La joven a la que le constaban cinco detenciones anteriores por hurto, pasó a disposición judicial.

Sobre las 16.45 horas un ciudadano alertó al 091 del trasiego sospechoso de mujeres con bolsas, que entraban y salían del parking. Al parecer, y según había observado el testigo dentro del aparcamiento, estas mujeres llevaban una semana con la misma rutina: entraban en el parking, vaciaban las bolsas en el maletero de dos vehículos allí estacionados y volvían a salir a la calle con las bolsas vacías.

Los agentes sorprendieron a una de las mujeres cuando se acercaba a uno de los vehículos que, al percatarse de la presencia policial, huyó mientras avisaba por teléfono al resto del grupo.

Sin embargo, fue interceptada en la calle Cervantes con bolsas en las que había varias prendas de vestir, aún con las etiquetas puestas, y ningún comprobante de compra. Además, en el maletero del vehículo hallaron más ropa, hasta un total de 71 piezas valoradas en 2.934 euros, y que pertenecían todas al mismo establecimiento comercial de la calle Lealtad.

La mujer formaba parte, junto a otras cinco personas, de un grupo criminal proveniente de Europa del Este, dedicado a hurtos de ropa en establecimientos comerciales, para los que usaban bolsas preparadas para eludir los sistemas de seguridad.

Tras los robos, depositaban lo sustraído en vehículos de alquiler, que los hombres de la organización estacionaban en aparcamientos próximos a las tiendas donde actuaban, de forma que realizaban varios hurtos en un mismo comercio y día.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies