Detenido un conocido traficante, su pareja y su hermana, con casi 9 kilos de hachís, y dos pistolas

Foto de la Noticia
Foto: Ministerio de Interior + Ampliar

 

   SANTANDER, 19 May. (EUROPA PRESS) -

   Efectivos del Grupo de Estupefacientes de la Policía Nacional han culminado la denominada 'Operación Pepa' con la detención, el pasado día 15 de mayo, de un "histórico" en el tráfico de drogas, M.M.V. de 46 años de edad, y de su pareja, Mª S.G. de 26 años, como presuntos autores de un delito contra la salud pública y tenencia ilícita de armas. También ha sido detenida la hermana del arrestado, MJ.M.V.

   A los detenidos les incautaron 8,7 kilos de hachís en "pepas culeras"; 95.830 euros; una pistola y un revolver con munición; balanzas de precisión, y otros útiles para el tráfico de drogas, que escondían en un piso del Primero de Mayo en Santander y en un chalet de la localidad cántabra de Cudón.

   También fue arrestada MJ.M.V., hermana del 'Jefe', que alquiló el  piso del Primero de Mayo y vivió con los anteriores. M.M.V, que ingresó en prisión, tiene un historial de 17 detenciones entre 1981 y 2004, y de ellas, 6 lo han sido por tráfico de drogas: cinco en Santander y una en Jaén.

   Su compañera sentimental, Mª S.G, carece de antecedentes, mientras su hermana, MJ.M.V. ha estado arrestada en seis ocasiones por robos y tráfico de drogas.

   Según detalló la Jefatura de Policía, en la operación se han intervenido 1.116 "pepas culeras", con un peso de ocho kilos setecientos gramos; tres trozos de hachís; dos gramos de heroína; 10 frascos de Metadona; 20 sobres de sustancias para cortar la droga; 8 'porros', ya confeccionados; dos balanzas de precisión; 95.830 euros; una pistola Astra nueve milímetros parabellum, con dos cargadores; un revolver del treinta y ocho, marca Astra, de seis tiros; 34 cartuchos del nueve Parabellum; 22 cartuchos del 38; un cartucho de fogueo; y una defensa eléctrica.

   También han sido requisados un permiso de conducir italiano, falso, a nombre de Manuel Martín Valero; tres cartillas de ahorro; un vehículo marca Mercedes; un ordenador de mesa; seis armas blancas; tres teléfonos móviles, y documentación

   TAPADERA

   El Grupo de Estupefacientes inició la investigación hace un mes y medio, cuando tuvo noticias de que M.M., un individuo que siempre ha estado relacionado con el tráfico de drogas y al que han arrestado muchas veces, estaba de nuevo dedicándose al trafico ilícito.      Averiguaron entonces que era titular de una sociedad dedicada a la construcción, pero que no tiene actividad alguna, por lo que sospecharon que era la tapadera de su verdadera ocupación, el tráfico de drogas.

   La investigación de los agentes de Estupefacientes le relacionaron de inmediato con el tráfico de hachís, y las vigilancias a que le sometieron condujeron a una vivienda del Primero de Mayo, en la Urbanización Verdemar, donde el detenido vive con su compañera y con  su hermana, que es quien había alquilado la vivienda, y a la que  también conoce la Policía por su historial delictivo de robos y tráfico de drogas.

   El operativo policial quedó cortado momentáneamente cuando desaparecieron de este piso, pero al poco les localizaron en Cudón, en concreto, en la urbanización el Carmen, donde M.M.V. había comprado un adosado.

   Las investigaciones comprobaron que el sospechoso estaba traficando con hachís, "lo que ha hecho siempre cuando le han arrestado" y que estaba vendiendo "pepas culeras", modalidad de esta droga muy apreciada entre los consumidores por su calidad y que también tiene más valor económico, según explicó la Policía.

   Cuando se supo que estaba vendiendo "pepas" por kilos a otros traficantes de Cantabria, los agentes registraron las dos viviendas que conocían.

   REGISTROS Y DETENCIONES

   Así, en el piso situado en el barrio Primero de Mayo, encontraron, en el trastero, 8 bolsas de un kilo cada una, que contenían 1.040 pepas culeras, ademas de una balanza de precisión, mientras en el chalet de Cudón incautaron el resto del alijo.

   Tras la detención, pasaron a disposición judicial MªM.V. y su hermano M.M.V, que ingresó en prisión, mientras Mª S.G. quedó en libertad, a disposición del Juez de Guardia.

   Según destacó la Jefatura de Policía, con estas detenciones, la Policía Nacional ha conseguido desarticular otro grupo, distribuidor de hachís a media escala, pero con gran actividad, y "quita de la calle a un importante delincuente con gran experiencia", que había hecho del tráfico de drogas su medio de vida, ocultándola en una falsa actividad constructora.

   Sobre la peligrosidad del arrestado, la Jefatura indicó que "no hay más que remitirse a las armas y la munición" que se le ha incautado.