Detenido un grupo de robos en bares escondido entre plumeros y bajo una furgoneta

Rdo. Nota De Prensa Guardia Civil (Detenido Un Gurpo Dedicado Al Robo En Bares)
GUARDIA CIVIL
Publicado 19/03/2018 12:37:31CET

SANTANDER, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil detiene ha detenido a un grupo dedicado al robo en bares, después de que sus integrantes fueran sorprendidos cuando estaban escondidos en una zona de plumeros y debajo de una furgoneta, cuando intentaban un robo en un bar de Villaescusa.

Los agentes les habían detectado también vigilando un bar de Santa María de Cayón que había sufrido tres robos en dos meses, ha iformado este lunes la Benemérita.

La banda está compuesta por tres hombres, con iniciales T.C.G., J.G.A, y J.F.S., los dos primeros vecinos de Los Corrales de Buelna y el tercero de Torrelavega.

Aunque la investigación continúa al sospechar que pudieran estar implicados en más robos contra establecimientos, por el momento se les considera presuntos autores de dos robos con fuerzas en grado de tentativa en sendos bares de Villanueva de Villaescusa y Guarnizo la noche de su detención.

Igualmente se considera que esa misma noche podían haber tenido la intención de perpetrar otro robo en un bar de Santa María de Cayón, si bien al ser sorprendidos por una patrulla de la Guardia Civil se ausentaron del lugar para dirigirse a los otros dos locales.

Dos de los detenidos cuentan con un amplio historial de detenciones superando las 40 entre ambos, ha detallado la Guardia Civil. Tras esta detención y su puesta a disposición judicial, uno de los anteriores ha ingresado en prisión.

COLABORACIÓN CIUDADANA

La Benemérita ha destacado la colaboración ciudadana, que de forma inmediata tras observar la presencia de personas o un vehículo sospechoso a altas horas de la madrugada avisó al teléfono 062 de emergencias del Instituto Armado, lo que permitió ir "redireccionando" el operativo dispuesto esa noche finalizando con las tres detenciones.

Así, en la madrugada del pasado día 15 los agentes tenían dispuesto un operativo contra el robo en establecimientos hosteleros repartido por diferentes puntos geográficos. Uno de estos lugares era un bar de Santa María de Cayón que en los últimos dos meses había sufrido tres robos con fuerza.

Durante la vigilancia de este objetivo los agentes observaron a un vehículo ocupado por tres hombres que circulaba de forma lenta junto al citado local, posiblemente para reconocer los exteriores del mismo, si bien, al percatarse de la presencia de los agentes, se marcharon del lugar.

Poco después, los efectivos tuvieron conocimiento de que el mismo vehículo se encontraba en "actitud de reconocimiento" de un bar de Villanueva de Villaescusa, apareciendo posteriormente estacionado a pocos metros del mismo.

Los agentes comprobaron que la puerta había sido forzada y, previsiblemente, ante la rápida llegada de la patrulla, los autores del intento de robo habían abandonado el lugar dejando las herramientas utilizadas para forzar la entrada.

Hasta el lugar se desplazaron más patrullas para realizar una batida por la zona al sospechar que quienes habían intentado el robo podían estar ocultos por las proximidades. Así, dos de ellos fueron localizados escondidos en una zona de plumeros detrás del bar, y el tercero tumbado debajo de una furgoneta.

En una inspección del vehículo sospechoso los agentes encontraron diferentes efectos de estos hombres, como herramientas y otros utensilios susceptibles de ser utilizados en robos, que junto a otras pruebas permitieron la detención de los mismos.

Finalmente, los guardias civiles también supieron que un bar de la localidad de Guarnizo había sido objeto, esa misma noche, de una tentativa de robo, consiguiendo los agentes diferentes vestigios que vincularon ese hecho con los ahora detenidos.