Detenidos dos hombres por llevar 360 gramos de cocaína en el doble fondo de un vehículo

Operación 'mazazo'
GUARDIA CIVIL
Publicado 10/04/2018 12:33:40CET

SANTANDER, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Cantabria ha detenido a dos hombres, de nacionalidad colombiana y residentes en Santander, a los que se les intervino 360 gramos de cocaína en roca y de gran pureza en el doble fondo de un vehículo; cantidad que hubiera permitido poner en circulación unas 1.500 dosis de esta droga.

Los detenidos, con iniciales L.C.L.M. y M.A.C.J., que se encontraban en situación irregular en España, ingresaron en prisión por un delito contra la salud pública. Además, al primero se le considera autor de un delito de falsedad de documento público al presentar un NIE (Número de Identificación de Extranjero) con su foto y los datos de otra persona.

Asimismo, tenía en vigor órdenes de detención de juzgados de Fuengirola (Málaga) y Alicante. Al segundo se le detuvo también por presunto delito de resistencia a los agentes de la autoridad, constándole además orden de ingreso en prisión de un juzgado de Vizcaya.

Según ha informado la Guardia Civil, la operación, denominada 'Mazazo', se desarrolló tras conocer que el pasado mes de marzo un hombre estaba realizando frecuentes entregas de cocaína en Santander procedente de Madrid.

Se averiguó la identidad del sospechoso y los datos del vehículo en el que viajaba, así como que solía permanecer menos de una semana en la capital cántabra, para después regresar a Madrid.

A finales de marzo, el operativo de vigilancia detectó este vehículo estacionado en una calle de Santander, observando a un hombre que accedía al mismo y manipulaba algún bulto en la guantera del copiloto, comenzando a circular a continuación hasta detenerse en la calle Isaac Peral, donde le esperaba otro hombre.

Ante las sospechas de una posible entrega de estupefacientes, los agentes decidieron intervenir. Tras identificarse, el hombre que se encontraba esperando inició una repentina huída y entró en un portal de esa misma calle, siendo alcanzado en el tercer piso.

Comenzó entonces a empujar a los agentes y presentó una gran resistencia, propinándoles golpes y causándoles diferentes magulladuras, aunque finalmente pudo ser detenido, en principio como presunto autor de un delito de resistencia a la autoridad.

Mientras tanto otros agentes identificaron al hombre que conducía el vehículo y que mostró un NIE con su foto, comprobándose que el documento había sido falsificado.

En una primera inspección no se encontró nada sospechoso en el vehículo, sin embargo, y dada la actitud del conductor, los agentes sospecharon que podría tener algún doble fondo, por lo que lo trasladaron a las dependencias de la Guardia Civil.

Allí, desmontaron la zona de la guantera y localizaron un doble fondo, donde había dos bultos de diferentes tamaños que resultaron ser cocaína en roca con un peso aproximado de 360 gramos.

Ante el hallazgo, se detuvo al conductor como presunto autor de un delito de tráfico de drogas, hecho que se hizo extensivo al otro detenido.

Se comprobó que ambos tenían órdenes en vigor de diferentes juzgados, y que se encontraban en situación irregular en España. Fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 4 de Santander, que ordenó su ingreso en prisión.

La operación ha sido desarrollada por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Cantabria.