Diego achaca el recorte del Presupuesto de 2010 a "mala gestión" del Gobierno y rechaza sus "excusas" para no negociarlo

 

Diego achaca el recorte del Presupuesto de 2010 a "mala gestión" del Gobierno y rechaza sus "excusas" para no negociarlo

Actualizado 21/08/2009 16:55:26 CET

Dice que el diálogo sobre las cuentas del próximo año es cuestión de "voluntad política"

SANTANDER, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP cántabro, Ignacio Diego, tachó hoy de "excusas" las afirmaciones realizadas desde el Gobierno regional para no negociar los presupuestos regionales del próximo año con los 'populares' y lamentó que el descenso del 10 por ciento que se prevé en las cuentas de 2010 se debe a la "mala gestión" del Ejecutivo regional en los últimos años.

En rueda de prensa, el líder de la oposición criticó que lo único que ha ofrecido el Gobierno son "excusas para no dialogar" con el PP, sin aportar "el menor argumento consistente", y recalcó que la negociación de los presupuestos es "exclusivamente una cuestión de voluntad política".

Ignacio Diego reconoció que la reducción de los presupuestos generales en 2010 es algo "obligado", ya que los ingresos se van a reducir, pero cree que choca con el optimismo del presidente regional, Miguel Ángel Revilla, sobre la evolución económica.

Si hay tantos "brotes verdes" como dice el presidente, "no se explica cómo es posible que presenten un presupuesto con una reducción del diez por ciento y que se vayan a retrasar algunos proyectos importantes para la región", subrayó el líder 'popular'.

Además, discrepó de las fórmulas sobre las que trabaja la Consejería de Economía y Hacienda para cerrar las cuentas, en concreto, el recurso de la deuda pública.

Frente a ello, defendió una vez más una rebaja de impuestos y subrayó el ejemplo del Ayuntamiento de Torrelavega, que ha optado por congelar impuestos a propuesta del PP. Esta postura contrasta, según el líder 'popular', con la del Gobierno regional, al que acusó de aumentar la presión fiscal a los cántabros en los seis años que lleva en el poder el pacto PRC-PSOE.

"COMENTARISTA DE LA REALIDAD", PERO SIN PROPUESTAS

Para Diego, el Ejecutivo cántabro actúa como "comentarista de la realidad", dice que "hay que recortar el gasto, pero no propone nada", y al final los que "pagan la crisis" son los ciudadanos con menos recursos". A su juicio, el Gobierno "ha preferido negar la crisis en lugar de hacerla frente con medidas efectivas", y cuando ha propuesto algunas han resultado "nulas" o ha "incumplido" sus propios compromisos.

Según denunció, "cuando había recursos" no se tomaron las medidas de inversión necesarias para "preparar a la región frente a la crisis económica" y los años de superávit presupuestario "no han servido para mejorar las condiciones estructurales de nuestra región ni para generar dinámica económica".

Además, lamentó que el Gobierno regional es "incapaz" de acabar con los "vicios" que ha acumulado en sus casi seis años de Gobierno, por ejemplo, "dedicar el dinero de todos los cántabros" al "despilfarro" y a la "pompa y el boato" del propio Ejecutivo, en lugar de destinarlo a gastos que de verdad "repercutan en generar una dinámica económica para generar empleo".

De hecho, señaló, que los gastos corrientes del Gobierno regional en 2004 ascendían a 199 millones de euros, mientras en los presupuestos del año 2009 son 347 millones de euros, un 75 por ciento más. Según dijo, exceptuando la deuda pública, los gastos corrientes fueron "el capítulo de gasto que más creció en los presupuestos" de este año.

Para Diego, esto contrasta "frontalmente", con el descenso de las inversiones directas del Gobierno regional, cuyo importe presupuestado en 2004 fue de 362 millones de euros y en 2009 de 349 millones de euros.

CANTABRIA SE SOBREPONDRÁ A UN GOBIERNO "MALO"

Por último, respecto a la afirmaciones de Revilla en el Día de Cantabria vaticinando un futuro "esplendoroso" a la región, el líder del PP confía en ese futuro pero, en su opinión, se alcanzará no por la acción del Ejecutivo, sino por el potencial de la sociedad cántabra para sobreponerse a la crisis, e incluso a un Gobierno "malo" como el actual.

En este sentido, Diego afirmó que "falta poco" para las elecciones regionales y se mostró "seguro" del cambio de Gobierno en Cantabria. Un nuevo gobierno que tomará medidas "totalmente eficaces" para salir de la crisis, para que Cantabria siempre vaya "hacia adelante" y deje de estar a "la cabeza de parámetros negativos", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies