Diego: Las instituciones deben reconocer "errores", "pedir perdón" y "rectificar" para crear un "futuro sólido"

 

Diego: Las instituciones deben reconocer "errores", "pedir perdón" y "rectificar" para crear un "futuro sólido"

Diego, Cagigas, Ruiz y Cayuso
EUROPA PRESS
Actualizado 28/07/2012 18:34:55 CET

"El autogobierno, si se gestiona bien, es mejor que el no autogobierno", defiende el presidente cántabro

REOCÍN, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, cree que las instituciones deben reconocer sus "errores", "aprender" de ellos, "pedir perdón a los ciudadanos" y "rectificar" para contribuir entre todos a crear un futuro "mucho más sólido y perdurable del que hemos propiciado hasta la fecha". En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha abogado por revitalizar las instituciones democráticas regionales, porque "todavía son el mejor instrumento de progreso" a disposición de la Comunidad Autónoma y de sus ciudadanos.

Así lo ha dicho Diego durante el discurso que ha pronunciado este sábado en Puente San Miguel, en Reocín, con motivo de la celebración del Día de las Instituciones de Cantabria. En el acto, seguido por consejeros, diputados, alcaldes, concejales y ciudadanos, han intervenido también el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, el presidente del Parlamento, José Antonio Cagigas, y el alcalde de Reocín, Miguel García Cayuso.

Ruiz, que ha participado por primera vez en esta celebración como delegado del Gobierno, ha reconocido que aunque la mayoría de las decisiones adoptadas por los gobernantes a lo largo de la democracia se basan en "buenas intenciones" existen "evidencias" de "importantes deficiencias" en el sistema actual, "errores cometidos en el pasado" que es "obligación y responsabilidad de todos, sin excepción, solucionar".

Al hilo de lo anterior, Cagigas ha considerado que no se puede "seguir pidiendo a los ciudadanos mayores sacrificios". "Ellos demandan, y no les falta razón, que para reducir los costes, se ha de actuar con mucha mayor contundencia en el adelgazamiento de toda la estructura política de las administraciones públicas", así como de forma "firme y decidida" sobre la economía sumergida.

Por su parte, el regidor municipal ha apelado a la colaboración de "todos" para "superar" la crisis actual y poder, a pesar de "la herencia recibida" y los "ajustes" que se están haciendo, mantener unos servicios públicos de calidad.

Tras recordar el origen de la provincia de Cantabria, --que surgió de la reunión de los alcaldes de los Nueve Valles, el 28 de julio de 1778, y que se conmemora el Día de las Instituciones--, Diego ha señalado que desde entonces han cambiado "muchas" circunstancias sociales e históricas, aunque se mantiene "viva" la necesidad de solidarizarse, que es "el faro que debe guiar la navegación responsable de nuestros ayuntamientos y del Parlamento y el Gobierno de Cantabria".

Y es que, en su opinión, las instituciones "no hemos estado a la altura de nuestras responsabilidades prácticas", de ahí que exista en la región y en el conjunto del país un "más que justificado recelo" de los ciudadanos a los políticos, "sean del signo que sean". "Hemos sido conformistas y no reformistas", ha sentenciado el jefe del Ejecutivo, para apuntar que las instituciones han realizado sus "deseos" pero no siempre sus "deberes".

A ello se suma el hecho de que se han "engañado durante muchos años" pensando que el ciclo de crecimiento económico "nunca tropezaría seriamente", de modo que las administraciones se han "sobrecargado" con más misiones y proyectos de los que "podían sostenerse de forma estable". "Las instituciones han fallado", ha reconocido Diego, para quien deberían haber sido "más moderadas, previsoras y cautas" y haber aprendido a "decir que no", en vez de "darse el placer electoral de decir casi siempre que sí".

Por ello, cree que ahora toca "confesión de los pecados" y "propósito de enmienda". En este sentido, Diego ha defendido que Cantabria ya ha dado "pasos muy importantes" en este camino, como la "drástica" reducción del tamaño del Gobierno, altos cargos y gastos corrientes.

Y después de confesar que no cree en la "religión del déficit cero" y que tampoco es un "adepto del endeudamiento masivo", Diego ha recordado que el objetivo de Cantabria es la reducción "progresiva" del déficit, ya que si se decidiera cancelar la deuda regional de una vez habría que reclamar a cada cántabro 2.200 euros, ha dicho.

"Es preciso reconducir la diferencia de gasto e ingreso que está en el origen de esta ola de endeudamiento público", ha defendido el jefe del Ejecutivo, para quien los tres principales valores en estos momentos son "decir la verdad, ser eficientes y convocar horizontes". Tres "mandamientos" que se oponen a los tres "defectos" anteriores: "engañarse y engañar, gastar descontroladamente y vivir de ensoñaciones insostenibles".

A los tres "mandamientos" se suma el de "convocar horizontes", para lo que las instituciones deben transmitir "optimismo", basado en las cosas "bien pensadas" y el trabajo "bien planteado". Para ello, ha añadido, es necesaria la colaboración entre las administraciones, especialmente para combatir el principal problema social: el desempleo.

Así, las instituciones municipales, el Parlamento y el Gobierno pueden expresar la "esperanza de que el autogobierno, si se gestiona bien, es mejor que el no autogobierno". "Las instituciones de Cantabria tenemos que aprender de los errores, reflexionar, rectificar y contribuir a un futuro más sólido y perdurable del que hemos propiciado hasta la fecha", ha resumido Ignacio Diego.

REFORMAS

Por su parte, el delegado del Gobierno ha repasado las medidas adoptadas desde el Ejecutivo central, de manera "valiente y decidida", para "responder a la difícil situación" por la que atraviesa el país. Ha citado Samuel Ruiz la reducción del déficit, la austeridad y eficiencia para que las administraciones públicas "no gasten lo que no tienen". Esto se está haciendo, según ha dicho, a través de reformas estructurales que sirven para impulsar la competitividad, estimular el crecimiento y favorecer la creación de empleo.

En su opinión, las "reformas y mudanzas" que necesita España de forma urgente se deben hacer "con responsabilidad social y cultural", porque el país "necesita proyectar en el exterior una imagen de unidad" y porque "los ciudadanos lo merecen".

"Estamos implicados en un proyecto de regeneración económica e institucional que comprende toda España", ha sentenciado Ruiz, para quien esto exige "actuar en todos los niveles", nacional, autonómico y local, aunque no sea "fácil" adoptar ciertas decisiones, que sí son "imprescindibles y urgentes", como según ha dicho ha ocurrido en Cantabria. "El futuro legitimará los sacrificios que estamos realizando", los que "se están pidiendo a los ciudadanos", y "Cantabria entera saldrá fortalecida", ha vaticinado.

Después de coincidir con que "vivimos una situación extremadamente difícil" por la crisis y el paro, el presidente del Parlamento ha comentado que esto hace que "la incertidumbre se adueñe cada vez más de los ciudadanos, cuya perplejidad ante la ineficiencia del Estado Autonómico es creciente".

"El ciudadano de a pie no entiende que las administraciones gasten más de lo que ingresan" porque -ha añadido- esto conduce "al colapso y a la quiebra del sistema". Por ello, y teniendo en cuenta que tampoco comprenden que exista duplicidad competencial en la Administración o que se haya duplicado el número de funcionarios en los últimos 20 años, Cagigas ha indicado que hay que acometer reformas para "modernizar" el Estado de las autonomías, "difícilmente viable desde el punto de vista presupuestario".

En cualquier caso, y tras reiterar la necesidad de un Gran Pacto Social y Económico de todas las instituciones y fuerzas políticas, el jefe del Legislativo ha lanzado un mensaje de "esperanza", y ha apelado a la necesidad de trabajar "todos juntos" y "remar en la misma dirección".

En la celebración del Día de las Instituciones, que además de los discursos ha tenido como acto central el izado de la Bandera de Cantabria, han participado el Grupo de Rabeles de Reocín y la Coral de Puente San Miguel.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies