Diego "no se va" de la Presidencia del PP

Ignacio Diego y María José Sáenz de Buruaga en la Junta Directiva del PP
EUROPA PRESS
Actualizado 28/05/2015 23:42:31 CET

Asegura salir "seguro" y "fuerte" de la Junta Directiva y no descarta presentarse a las próximas autonómicas de 2019

SANTANDER, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP cántabro y candidato a la Presidencia regional en las elecciones del pasado domingo, Ignacio Diego, ha anunciado este jueves que "no se va" del liderazgo del PP regional y que su partido invitará a "sentarse" a otros, no "para un pacto" de Gobierno porque ya está "hecho" por PRC-PSOE y Podemos, sino para ofrecerles el proyecto de los 'populares' y, en base a él, "seguir construyendo una región de éxito".

Ha sido en la Junta Directiva del partido donde Diego ha expresado su intención de seguir al frente del PP cántabro "en tanto" este órgano de Dirección del partido a nivel regional, el máximo entre Congresos, "cuente con él".

Según ha dicho, cuando le pidan que se vaya lo hará "feliz". "Pero hoy no es ese día, ni tampoco mañana", ha aseverado en una rueda de prensa tras la Junta Directiva, de la que ha asegurado salir "seguro", "fuerte" y "convencido" de su decisión tras recibir el apoyo "unánime" y "explícito" a su decisión de seguir.

HARÁ EL "EJERCICIO DEL GANADOR" DE HABLAR CON OTROS PARTIDOS

También ha asegurado salir de esa Junta "dispuesto a hacer" el "ejercicio del ganador" de estas elecciones autonómicas --como, según ha recordado ha sido el PP-- y llamar al resto de partidos con representación parlamentaria para invitar "a sentarse" con los 'populares' y ofrecerles el proyecto que tienen para Cantabria, un "proyecto de éxito", según ha dicho, y que admite "retoques" y "añadidos".

Diego, que ha recibido el apoyo de la Junta a esta propuesta, ha aclarado que no se trata de "discutir" o hacer el reparto "quasi-obsceno" de "sillones", sino de presentar al resto de partidos el proyecto que defiende la mayoría de la sociedad, que es, según ha dicho, el del PP.

En su exposición ante la Junta, Diego ha querido aclarar que, en la rueda de prensa ofrecida tras conocer el resultado electoral en Cantabria, "no quiso dar a entender que se iba".

"Ni que mi presunta prepotencia me llevaba a no hablar con las demás fuerzas políticas", ha añadido el dirigente 'popular', que esa noche, a preguntas de los periodistas, afirmó que "no" tenía ninguna esperanza de seguir como presidente de Cantabria y aseguró que sólo iba a llamar a otros partidos para "felicitarles", pero no con otro objeto.

Según ha explicado, con sus palabras "tan solo" quiso "anticipar" el "resultado cierto de un pacto cierto porque el pacto estaba hecho y así se ha demostrado", aludiendo así a los acuerdos que, a su juicio, ya existían entre otros partidos de la región antes de las elecciones de cara a formar Gobierno si el PP no lograba la mayoría absoluta, algo que no hizo, quedándose a cinco escaños de ella.

"Yo no me voy a marchar. Voy a seguir aquí", ha insistido en la rueda de prensa tras la Junta, en la que ha mantenido que "en ningún momento" pensó en hacerlo y, de hecho, no ha descartado presentarse a las próximas elecciones autonómicas de 2019 y ha señalado que eso no lo decide él.

SE COMPROMETE A CONDUCIR AL PP "HASTA ALCANZAR EL GOBIERNO"

Por ello, ha trasladado a la Junta su compromiso de que, si tiene su "confianza" y "respaldo", conducirá al PP "hasta alcanzar el Gobierno", algo que, según ha dicho, "no tiene ninguna duda de que sucederá más pronto que tarde".

Y es que Diego tiene la "firme convicción" de que el mapa político nacido de estas elecciones "va a ser un paréntesis breve". "Tengo esa convicción porque la s cosas se han hecho bien y se ha hecho lo que era impensable hacer", ha mantenido el presidente del PP cántabro.

El también presidente en funciones ha calificado, tanto ante la Junta como en la rueda de prensa, que el resultado ha sido "malo". "Sin paliativos", ha dicho el dirigente 'popular' que cree "que buscar cualquier otro calificativo sería un error y un autoengaño".

Sin embargo, ha asegurado que "desde hoy queda un día menos para ser Gobierno" y se ha mostrado ante la Directiva "orgulloso" de la gestión de su Ejecutivo y, según ha expuesto, "haber conseguido cambiar un ciclo desastroso y dejar una Cantabria que crece y crea empleo", algo de lo que, a su juicio, deben estar "orgullosos" los cántabros.

LAS DECISIONES DE SUS HOMÓLOGOS, POR "PRECIPITACIÓN" O "DESÁNIMO"

También ante la Directiva, Diego ha aludido a los "gestos y decisiones" tomadas por algunos de sus homólogos, o con responsabilidades "similares", en otras regiones y las ha achacado a "posiblemente, fruto de la precipitación o el desánimo".

Tras el resultado del pasado domingo, algunos presidentes del PP en otras comunidades, como Luisa Fernanda Rudi, en Aragón; José Ramón Bauzá en Baleares, y Alberto Fabra en la Comunidad Valenciana han anunciado su dimisión.

"Ni me voy a precipitar ni he caído en el desánimo", ha aseverado el presidente del PP ante los cerca de dos centenares de personas que componen la Junta Directiva.

Según ha afirmado, "no piensa contribuir a debilitar" al partido al que "ha dedicado su vida". "Todo gesto que no contribuya a fortalecernos, a unirnos, a mantener y reforzar el trabajo para recuperar la hegemonía de nuestro proyecto político lo debilita", ha aseverado.

ALERTA DE LA PROXIMIDAD DE LAS GENERALES

Además, ha recordado en su intervención que los 'populares' en las próximas elecciones generales tienen un "importantísimo reto para el futuro de España".

Y ha opinado que, en ese contexto, es "absolutamente irresponsable" asumir ese "reto" con "deserciones, derrotismo y flagelaciones injustificados, absolutamente impropias de un partido que, a pesar de ver reducido fuertemente su respaldo electoral, ha ganado las elecciones", algo que cree que no sería "ni conveniente ni razonable olvidar".

"Por tanto es nuestro deber, el mío y el de todos vosotros, mantener con pulso firme, con unidad y con convencimiento, este proyecto político que no es nuestro patrimonio sino el patrimonio de decenas de miles de cántabros para los que, incluso, en las circunstancias más adversas, somos su referente", ha subrayado.

Sí ha reconocido que el partido debe abordar un "diagnóstico reflexivo" para ver qué ha ocurrido en las elecciones para "construir con bases sólidas un proceso de recuperación de la confianza" de aquellos ciudadanos que les votaron en las pasadas elecciones y que ahora han preferido darlo a otras formaciones o no acudir a los colegios electorales.

"La abstención nos ha hecho mucho daño", ha afirmado Diego, que ha atribuido parte del resultado "malo" en la región a algunos "errores" que, a su juicio, "en nada tienen que ver con el PP de Cantabria", como --ha dicho-- los casos de corrupción en otros puntos de España. "En Cantabria no ha habido corrupción, en el PP no ha habido corrupción y en el Gobierno de Cantabria no hay una mácula", ha asegurado.

A pesar del resultado, Diego ha recordado que el PP sigue siendo la fuerza mayoritaria en "muchísimos" municipios y en el Parlamento regional. "De hecho hemos superado el número de votos que el Partido Socialista obtuvo cuando consiguió su techo electoral en la región. Y el PRC nunca, ni en su mejor resultado, ha alcanzado el número de votos obtenido ahora por nosotros", ha ejemplificado.

Por ello, ha considerado una "gravísima irresponsabilidad" el trasladar a la opinión pública una "sensación de derrota" que, para el dirigente popular, "tampoco se corresponde con la realidad".

La Junta Directiva, a la que han asistido dos centenares de personas, ha comenzado sobre las 20.15 horas en el Hotel Santemar y con algunos aplausos para Diego, que venía de presidir un Comité Ejecutivo de menos de una hora de duración.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies