Dos años de cárcel por agredir y dejar sin visión en un ojo a un hombre por un altercado de tráfico

Actualizado 30/05/2011 17:05:42 CET

SANTANDER, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El acusado de agredir a un hombre que perdió la mayor parte de la visión en un ojo tras un altercado de tráfico ha admitido este lunes los hechos y ha aceptado que se le imponga una condena de dos años de prisión.

Las partes han llegado a este acuerdo antes de iniciarse en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial el juicio por estos hechos, en el que, en principio, también tenía que sentarse en el banquillo el otro conductor, al que no acusaba la Fiscalía, pero sí el ahora condenado.

Los hechos, según señalaba el fiscal en sus calificaciones iniciales, sucedieron el 16 de mayo del año 2009, sobre las nueve de la noche, en la Autovía del Cantábrico (A-8), a la altura de Torrelavega, donde a raíz de un "pequeño incidente" de circulación los dos hombres pararon sus vehículos en el arcén y comenzó una discusión entre ellos.

La Fiscalía aseguraba que LA.H.G. se dirigió al otro, A.S.P., esgrimiendo algún instrumento cortante con el que le produjo un corte en un costado. Y a continuación, comenzó a darle puñetazos en el rostro y siguió golpeándole ya en el suelo hasta que pararon otros conductores, momento que aprovechó el agredido para huir y trasladarse a un hospital.

Como consecuencia del altercado, A.S.P. sufrió varias heridas en la cara, el codo y la cadera, donde además le ha quedado una cicatriz de 17 centímetros. Asimismo, ha perdido agudeza visual en el ojo izquierdo, de forma que sólo percibe la luz, pero no distingue objetos.

Por su parte, el otro acusado, LA.H.G., sufrió una rotura en un dedo, una fractura que, en opinión del fiscal, se debió a la intensidad de los puñetazos que propinó al otro conductor.

El fiscal acusaba a LA.H.G. de un delito de lesiones y pedía inicialmente una condena de ocho años de cárcel. En virtud del acuerdo alcanzado antes del juicio, la Fiscalía propone aplicarle la atenuante de reparación del daño y rebaja su petición de condena.

De esta forma, el acusado ha mostrado su conformidad con una pena de dos años de cárcel y 17.000 euros de indemnización (ya ha pagado 23.000), informan fuentes judiciales.