Dos colisiones sin heridos y vehículos atrapados o cruzados en la carretera por la nieve

Nieve en Cantabria
EUROPA PRESS
Publicado 28/02/2018 13:16:12CET

La circulación está condicionada en la A-67 y N-611 entre Mataporquera y Molledo y es difícil en Los Tornos (N-629)

SANTANDER, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La nieve caída esta mañana en Cantabria ha generado dos colisiones sin heridos en Villaescusa (S-30) y Penagos (A-8) y ha hecho que una decena de vehículos haya quedado cruzada en Santillana del Mar (CA-136) y otros coches atrapados en otros puntos de la comunidad, como Piélagos, Castro Urdiales y Laredo.

Además, también se han generado algunos problemas por la nieve caída en los accesos al vertedero de Meruelo.

En total, el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha recibido desde las 7.00 horas hasta cerca del mediodía de este miércoles 264 llamadas y ha atendido 66 incidencias, 40 de ellas de carreteras, según ha informado, a preguntas de los medios de comunicación, el consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra (PRC).

EL TEMPORAL EVOLUCIONA "BIEN"

De la Sierra, consejero competente en materia de Emergencias, ha explicado que el temporal evoluciona "bien".

El aviso amarillo (riesgo) por nevadas concluyó a las 12.00 horas, por lo que en estos momentos Cantabria se encuentra en nivel verde (sin riesgo) por fenómenos meteorológicos.

Sin embargo, De la Sierra ha reconocido que desde el Gobierno están "preocupados" por la evolución de los ríos ya que podrían producirse "inundaciones", por lo que se va a realizar un seguimiento de los mismos.

CARRETERAS

En estos momentos, en las principales carreteras de Cantabria la nieve está condicionando o creando algunas dificultades en la circulación.

Este es el caso, por ejemplo, del tramo Mataporquera-Molledo (km 117-157), donde la circulación está condicionada en los dos sentidos, aunque en algunos momentos ha llegado a ser irregular o difícil.

En la N-611, la circulación también ha estado condicionada entre Mataporquera y Molledo.

En el puerto de Los Tornos (N-629) la circulación es difícil por la nieve y es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno. Además, está prohibida la circulación de camiones y articulados, así como de autobuses.

Aunque la Autovía del Cantábrico (A-8) en estos momentos no presenta problemas, esta mañana la circulación ha llegado a estar interrumpida a la altura de Castro Urdiales.

En cuanto a la Red Secundaria, la nieve mantiene cerrados los puertos de Lunada (CA-643) y Estacas de Trueba (CA-631) y hace necesario el uso de cadenas en los de La Braguía (CA-262), Palombera (CA-280), en el Alto del Caracol (CA-264) y en La Matanela (CA-633), además de en algunos tramos de la CA-281 (Puentenansa-Piedrasluengas), en la subida a Peñacabargsa (CA-412), en la CA-643 (San Roque de Riomiera-Lunada) y en la CA-184 (Potes-Piedrasluengas).

Además, hay casi una decena de tramos de carreteras en los que la nieve y el hielo obliga a circular con precaución, según la información consultada por Europa Press en la web Carreteras de Cantabria, dependiente del Gobierno regional.