Dos detenidos por una plantación de marihuana en San Felices de Buelna

Platación de marihuana
GUARDIA CIVIL
Publicado 04/09/2015 13:36:20CET

Estaba en el interior de una vivienda

SANTANDER, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido a dos vecinos de Portugalete, y naturales de Baracaldo (Vizcaya), como responsables de una plantación 'indoor' con 537 plantas y cuatro kilos de cogollos de marihuana en el interior de una vivienda de San Felices de Buelna, que ha sido desmantelada.

Se trata de A.L.C. y a E.M.G., de 32 y 31 años de edad, respectivamente, que fueron detenidos el pasado miércoles, 2 de septiembre, como presuntos autores de delitos contra la salud pública por cultivo o elaboración de estupefacientes y de otro de defraudación de electricidad, fruto de una investigación iniciada el pasado agosto.

Comenzó a raíz de que los agentes del equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Torrelavega y el equipo Roca, perteneciente al Puesto de la Guardia Civil de Los Corrales de Buelna, fueran informados sobre las quejas que varios vecinos habían manifestado por las molestias de ruidos, así como por el fuerte olor que emanaba de la vivienda ubicada en el entorno rural de San Felices de Buelna.

Ante la posibilidad de que en el interior de esta propiedad se pudiera estar llevando a cabo un cultivo intensivo de marihuana se estableció un dispositivo de vigilancia y control en la zona.

Como resultado de las investigaciones realizadas, se pudo identificar a dos personas que acudían con regularidad a la vivienda y tras obtener su autorización voluntaria para la entrada y registro de la propiedad alquilada, los investigadores descubrieron que los detenidos habían adecuado todas las estancias de la vivienda, incluidos el pajar y la cuadra, para el cultivo interior de cannabis, perfectamente acondicionados con todos los útiles necesarios para acelerar el crecimiento y favorecer el incremento de la producción: sistemas de ventilación, iluminación, control de fonometría, temperatura y humedad además de nutrientes, acelerantes y fertilizantes.

Durante el registro, los agentes contaron con el apoyo de técnicos de la empresa suministradora de energía eléctrica, quienes constataron que se había practicado un "enganche" ilegal a la acometida general y levantaron las actas por las defraudaciones de fluido eléctrico producidas.

Finalmente, los detenidos fueron puestos en libertad tras formalizar su imputación por los delitos cometidos y prestar declaración en la sede policial.

Asimismo, las diligencias instruidas fueron entregadas al Juzgado de Instrucción Nº 1 de Torrelavega (Cantabria), según ha informado en un comunicado la Benemérita.