Dos hombres se enfrentan a 18 años por pegar a otro y causarle la pérdida de un ojo

Actualizado 25/03/2018 13:20:48 CET

SANTANDER, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía pide un total de 18 años de prisión para dos hombres acusados de haber pegado en noviembre de 2012 a otro varón porque se negó a darles un cigarro y que, a consecuencia de los golpes que le propinaron, perdió un ojo.

El ministerio público les acusa de un delito de lesiones por el que pide para cada uno ellos nueve años de prisión y, además, les reclama que paguen a la víctima una indemnización de 120.290 euros.

La acusación particular, que ejerce el damnificado, eleva la petición de pena a 10 años para cada uno de los agresores y coincide con la cuantía de la indemnización solicitada por el fiscal.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, los hechos ocurrieron en noviembre de 2012 cuando los dos acusados, en compañía de un tercero que no ha podido ser identificado, se encontraban la calle Ardigales de Castro Urdiales.

La víctima, que tenía 37 años, estaba en un banco fumando un cigarro y los tres hombres se le acercaron. Al negarse a darles un cigarrillo, los dos acusados y su acompañante, con el objetivo de menoscabar su integridad física, "le agarraron por el hombro, le tiraron al suelo y le golpearon en la cara con patadas y puñetazos hasta que quedó inconsciente".

El fiscal señala que esa "brutal agresión provocó el estallido del globo ocular izquierdo" de la víctima, quien perdió definitivamente el mismo tras tener que ser intervenido quirúrgicamente de urgencia, tras lo que estuvo 12 días ingresado del total de 264 días impeditivos antes de poder volver a sus quehaceres habituales.

Además, la víctima sufrió traumatismo craneoencefálico, contusiones y, debido a la perdida del ojo, ha requerido de tratamiento psiquiátrico y psicológico. Como secuelas, el escrito del fiscal indica que padece trastorno depresivo y el perjuicio estético de tener que llevar un implante ocular.

El juicio por estos hechos se celebrará este lunes, 26 de marzo, a partir de las 9.30 horas, en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria, una vista en la que las defensas de ambos acusados pedirán la libre absolución.