Ecologistas en Acción dice que los compromisos del AVE son "incoherentes" y no responden a las "necesidades" cántabras

Actualizado 02/07/2009 20:37:30 CET

SANTANDER, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción (EA) Cantabria tachó hoy de "incoherentes" las declaraciones del ministro de Fomento, José Blanco, sobre la llegada de la alta velocidad a la región y criticó además que no responden a las "necesidades y prioridades ferroviarias" cántabras.

Pero además, la asociación también criticó la posición del presidente cántabro, el regionalista Miguel Ángel Revilla, así como del PSOE y del PP con sus reivindicaciones sobre el AVE Santander-Madrid.

En un comunicado, EA recalcó que lo que necesita "imperiosamente" la región es una mejora "integral" del ferrocarril en todos sus tráficos --larga distancia, regionales, cercanías y mercancías--, lo cual es "totalmente incompatible con la alta velocidad".

Y en este sentido, lamentó que las propuestas sobre el AVE "postergan" la actuación en el tramo "más colapsado" y con mayores circulaciones, el que va desde Los Corrales de Buelna a Santander, donde cualquier mejora incidiría "directamente en todos los tráficos", no sólo los de larga distancia sino también en las cercanías, un servicio "mucho más popular en su uso y de un carácter social reconocido".

En cuanto al tráfico mixto y la velocidad prevista para el AVE, la asociación reconoce que si finalmente se diseña un ferrocarril a 300 kilómetros por hora "puede considerarse alta velocidad" y "en teoría" esa opción permite compatibilizar los tráficos de pasajeros y mercancías, pero advirtió de que "en la práctica se ha demostrado totalmente inviable".

De hecho, EA asegura que "la única" línea ferroviaria en alta velocidad española diseñada para tráfico mixto, la de Madrid-Sevilla, que tiene pendientes máximas del 1,1 por ciento, "en la práctica sólo funciona para tráfico de viajeros".

Según dice, esos problemas para combinar ambos tráficos se deben, entre otras cosas, a los elevados pesos por eje en tráfico de mercancías, que llega hasta 22,5 toneladas, y que "se muestra sumamente agresivo para un ferrocarril que exige unos parámetros de calidad exquisitos y donde las tolerancias son mínimas".

Pero lo más importante, a juicio de la asociación, es la diferencia de ancho de vía entre la alta velocidad (1,442) y el ferrocarril convencional (1,668) que llega a la mayoría de los puntos de carga y descarga, una diferencia de ancho que "es insalvable para el tráfico de mercancías".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies