Ecologistas y vecinos recurren en los tribunales la AAI de Cementos Alfa y piden la paralización cautelar de las obras

 

Ecologistas y vecinos recurren en los tribunales la AAI de Cementos Alfa y piden la paralización cautelar de las obras

Actualizado 24/07/2006 14:13:43 CET

Aseguran tener pruebas de que la cementera "manipuló" los datos de emisiones

SANTANDER, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las asociaciones Ecologistas en Acción y ARCA, además de tres colectivos vecinales de Valdeolea y Aguilar de Campoo, han decidido llevar a la vía judicial la Autorización Ambiental Integrada (AAI) concedida hace ya casi un año a Cementos Alfa para su fábrica de Mataporquera. La primera de las demandas ya se ha presentado en el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) y pide, como medida cautelar, que se paralicen las obras de construcción de las nuevas instalaciones.

En total, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC deberá resolver seis recursos al respecto, el presentado ya y otros que le seguirán en adelante. Tres de ellos se dirigen contra la AAI otorgada por la Consejería de Medio Ambiente a la cementera y los otros tres contra la licencia de actividad otorgada por el Ayuntamiento de Valdeolea.

Los impulsores de dichos recursos son ARCA, Ecologistas en Acción y el grupo formado por la Asociación Colectivo Ciudadano de Valdeolea (ACOCIVAL), la Asociación para la Defensa de Valdeolea (ADEVAL) y la Coordinadora Central Salinas (CCSA).

Vecinos y ecologistas esperan que las medidas cautelares lleguen en el mes de septiembre, porque entonces se cumple un año desde la obtención de la Autorización Ambiental Integrada y con ello culmina el margen que el Gobierno de Cantabria indicó que debía esperarse antes de iniciar las nuevas actividades.

A juicio de Luis Silió, de ACOCIVAL, esas medidas cautelares son necesarias porque, de lo contrario, si finalmente el recurso es a su favor pero las instalaciones ya están construidas será más difícil conseguir su derribo.

En cualquier caso, todos estos colectivos se muestran convencidos de que dentro de un año los tribunales anularán el proyecto y ordenarán el derribo de las instalaciones construidas para el almacenaje de los nuevos combustibles que se utilizarán en el horno de la cementera, según recalcó hoy el vicepresidente de ARCA, José Ángel Herrera.

De hecho, aseguró que si este mismo proyecto se hubiera tramitado ante el Ministerio de Medio Ambiente no habría salido adelante y como ejemplo aludió a la declaración de impacto ambiental desfavorable a la térmica de Sniace, en la que se ha primado la salud "por encima del negocio de unos señores". Sin embargo, en el caso de Cementos Alfa, Herrera lamentó que el Gobierno cántabro "ha sido utilizado para beneficio" de una empresa y en "perjuicio" de los vecinos.

"COMPLICIDAD" CON CEMENTOS ALFA

En esta misma línea, Bernardo García, de Ecologistas en Acción, denunció que la Consejería de Medio Ambiente ha actuado "con poco rigor y con abierta complicidad con Cementos Alfa", en un "abandono de responsabilidad importantísimo".

A esto se añade además una "clara negligencia" de la Dirección General de Servicios y Protección Civil, de la Consejería de Presidencia, por cuanto el proyecto de Alfa, según dijo, incumple normativa de Protección Civil, tanto por la cantidad de residuos que se almacenarán como por su peligrosidad. García explicó que debería exigirse la delimitación de una zona de alerta de intervención libre de ocupación residencial, que sería "inviable" en Cementos Alfa, una cuestión que, por tanto, "no es subsanable".

"PLAGADO DE IRREGULARIDADES"

En palabras de Bernardo García, el proyecto de Cementos Alfa de sustitución parcial del combustible para sus hornos está "plagado de irregularidades" e incumple además las especificaciones del Reglamento de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas que establece una separación de 2.000 metros entre cualquier instalación de estas características y las viviendas.

Además, aseguró tener pruebas documentales de que la empresa "manipuló" datos de emisiones y criticó que el Ejecutivo autonómico no ha hecho "ninguna verificación" al respecto.

También Luis Silió coincidió en denunciar las "irregularidades" y "falsedades" del proyecto y destacó que acuden a los tribunales como única vía después de que el Gobierno regional no haya contestado al recurso de alzada que presentaron tras la concesión de la Autorización Ambiental Integrada a la planta de Cementos Alfa en Mataporquera.

Por su parte, José Ángel Herrera lamentó que las instituciones de Cantabria (Gobierno regional, Parlamento, oposición y Ayuntamiento de Valdeolea) no hayan estado "a la altura" de los vecinos de Mataporquera que han protagonizado en todo este asunto una movilización "histórica".

DERECHOS DE EMISIÓN

Por otro lado, preguntados por la posible compra de nuevos derechos de emisión por parte de la cementera, Bernardo García descartó tal posibilidad porque, en su opinión, no va a tener necesidad de ello.

En este sentido, explicó que Cementos Alfa está negociando la sustitución parcial de su combustible por biomasa, lo cual reduciría las emisiones de efecto invernadero, una estrategia que, según dijo, sí apoyan los ecologistas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies