Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 22/06/2009

Una empresa china se hace cargo de la cántabra Plastidon, asumiendo su producción y su plantilla, que aumenta un 50%

Cantabria y la provincia china de Fujian firman dos convenios de amistad y de intercambio de personal

   SANTANDER, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La empresa china Verdeboos se ha hecho cargo de la gerencia y dirección del negocio de la empresa cántabra Plastidon, dedicada a la fabricación de menaje de limpieza del hogar y situada en el polígono de Trascueto, en Revilla de Camargo. La nueva sociedad ha asumido la totalidad de la plantilla, de unos 15 trabajadores, y la ha aumentado un 50 por ciento, así como la instalaciones y el personal.

   Los responsables de ambas empresas, Pedro Burgada, y Enguan Chen Jiang, han refrendado hoy en Santander este acuerdo según el contrato que firmaron el pasado mes de enero, que establece la intención de Verdeboos de "afianzarse" en Cantabria, consolidar la nueva sociedad, y llevar a cabo futuras inversiones relacionadas tanto con la fabricación de estos productos como con el área de I+D+i.

   Actuaciones, en definitiva, que suponen un "relanzamiento" de la empresa cántabra, según destacó hoy el consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico, Juan José Sota, quien informó en rueda de prensa de este acuerdo, así como de otros dos convenios de amistad e intercambio entre Cantabria y la región china de Fujian, que suscribió él mismo con la vicepresidenta de la Asamblea Popular Provincial de la citada región, de 35 millones de habitantes.

   Sota señaló que el acuerdo entre Plastidon, cuya actividad se centra principalmente en la fabricación de escobas y cepillos para baños y sanitarios, entre otros productos, y Verdeboos es el "primer fruto concreto" en Cantabria de las relaciones que desde hace años mantienen ambas regiones, que en 2006 suscribieron un primer convenio comercial al que siguieron otros en años sucesivos.

   El consejero destacó que tras varios años defendiendo la necesidad de que el tejido empresarial de la región se internacionalice, "hoy cerramos el círculo", con este acuerdo entre un inversor chino y una empresa cántabra para hacerse cargo de la producción, lo que pone de manifiesto que la apertura de la economía cántabra al exterior "está dando sus frutos", frente a las críticas de ciertos sectores "inmovilistas", dijo.

   Tras la rueda de prenda, Pedro Burgada señaló en declaraciones a los medios que este acuerdo permite que la empresa Plastidon, de cuya continuidad no podía hacerse ya cargo, no sólo no se cierre, sino que "se relance y levante".

CONVENIOS DE AMISTAD E INTERCAMBIOS

   En cuanto a los otros dos convenios firmados hoy en Santander con motivo de la visita de una delegación china a Cantabria, uno de ellos, con una validez de cinco años, tiene como objetivo establecer relaciones de amistad entre la comunidad autónoma y la provincia de Fujian, con el objetivo de promover la cooperación bilateral en diversos campos, como la economía, el comercio, la ciencia y la tecnología, o el turismo, entre otros.

   El otro acuerdo es para el intercambio de personal entre el Grupo Sodercan y la Oficina de Asuntos Exteriores del Gobierno provincial de Fujian. Estos intercambios de profesionales de ambas instituciones serán por periodos de seis meses a un año, con el fin de promover los proyectos de cooperación establecidos y fomentar nuevas oportunidades.

   Sota recalcó que ambos convenios vienen a "reforzar" las ya "estrechas relaciones" entre Cantabria y Fujian, mientras que Wang Meixaing indicó que estos nuevos acuerdos simbolizan una "nueva etapa" en los intercambios y amistad que mantienen ambas partes.

   Además, invitó a los empresarios de Cantabria a participar en inversiones y en el desarrollo comercial propiciado por estas relaciones, y a los ciudadanos cántabros a visitar como turistas esta región china.

Cargando el vídeo....
 

 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.