El "enorme pico" de demandas por cláusula suelo aumentó la litigiosidad en 2017

Presentación de la Memoria Judicial 2017
GOBIERNO DE CANTABRIA
Actualizado 06/07/2018 16:56:14 CET

El enjuiciamiento de varios casos de corrupción provoca una "sobrecarga adicional" en algunos órganos judiciales

SANTANDER, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La litigiosidad en Cantabria se incrementó en 2017 en un 3,4 por ciento, con 129,6 asuntos ingresados por cada 100.000 habitantes (eran 125,4 en 2016), sin embargo el incremento no fue general en todas las jurisdicciones --en varias hubo reducciones-- y está motivado por el "enorme pico" registrado en el número de demandas sobre cláusulas abusivas en los contratos bancarios y otros productos financieros.

Así lo señala la Memoria Judicial de 2017 presentada este viernes en rueda de prensa, y después en un acto con autoridades regionales, por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), José Luis López del Moral.

Ha explicado que en estos momentos hay 3.500 demandas de este tipo pendientes y una sobrecarga de trabajo en el denominado juzgado de cláusulas suelo de Santander, que es el Juzgado de Instrucción Número 2 bis, en el que se han "superado claramente" las ratio de 800 asuntos/juez que se había establecido.

Recientemente se ha prorrogado hasta diciembre la 'vida' de este juzgado específico, que se creó en junio de 2017 dentro del plan de urgencia que estableció el Consejo General del Poder Judicial para afrontar el previsible alto índice de conflictividad en los tribunales como consecuencia de los pronunciamientos del Tribunal Superior de Justicia de la UE y los posteriores del Tribunal Supremo.

Sin embargo, López del Moral considera que este plazo no será suficiente para resolver todas las demandas de cláusulas abusivas que siguen entrando, pese a que en el último trimestre cayeran un 25 por ciento, y que al menos sería necesario mantenerlo "dos años por lo menos".

Cree que, dado que aproximadamente un 97 por ciento de las demandas se estiman y son en favor del cliente, podría establecerse algún tipo de mecanismo para descongestionar los órganos judiciales, como la adopción, por ejemplo, de una mediación casi obligatoria para que no se colapse la Administración de Justicia con unas reclamaciones que son justas.

Concretamente, la litigiosidad en la jurisdicción civil, que es la que tramita este tipo de asuntos, aumentó en 2017 en un 11,9 por ciento, con 54,8 asuntos por cada 1.000 habitantes, un aumento que contrasta, por ejemplo, con la caída que registró en otros ámbitos, como en el penal (-2,6%) o en el social (-0,4%). También creció la litigiosidad en la jurisdicción contencioso-administrativa (3,6%)

"SOBRECARGA ADICIONAL" POR LA CORRUPCIÓN

López del Moral ha reconocido que este volumen de demandas por cláusulas suelo es uno de los "temas" que le "preocupan", pese a que es "común" al resto de España, pero no el único, ya que también lo hace la corrupción.

Y es que, ha señalado, actualmente están en fase de enjuiciamiento diferentes procesos judiciales relacionados con delitos que se engloban dentro de la corrupción, algo que está provocando una "sobrecarga adicional" en algunos órganos como la Sección Tercera de la Audiencia Provincial y el Juzgado de lo Penal Número 3 de Santander, que han tenido que ser reforzados.

Pese a ello, López Del Moral ha afirmado que en Cantabria, al igual que en España, la corrupción no constituye un "problema sistémico" y hay un "porcentaje pequeño" de casos.

VIOLENCIA DE GÉNERO

Al margen de estos asuntos, López Del Moral también se ha referido al incremento en Cantabria de las denuncias por violencia de género, algo "preocupante" y en lo que la justicia cántabra tiene el "foco muy centrado".

Sin embargo, ha opinado que el incremento de denuncias se debe, por una parte, a que se han añadido "nuevas tipologías" de delitos relacionados con la violencia de género más allá de los habituales (lesiones, vejaciones o coacciones) como son los que tienen que ver con quebrantamientos de condena o de medidas cautelares.

Además, cree que otro factor que explica el incremento es que, a su juicio, se ha logrado reducir lo que ha denominado como la cifra negra": aquellas mujeres víctimas de violencia de género que no se sentían suficientemente amparadas por el sistema y no se atrevían a denunciar.

A juicio de López del Moral, estas mujeres ahora "sí se sienten más protegidas y se animan a denunciar". Como argumento, ha señalado que, en el último año, en un porcentaje de más del 23 por ciento las mujeres ya no retiran sus denuncias y no se niegan a declarar en el juicio, con lo que mantienen su acusación.

Y en cuanto a las medidas cautelares contra las víctimas de violencia de género, el presidente del TSJC ha señalado que se aceptan en "más del 70 por ciento" de los casos en que se solicitan.

DESAHUCIOS

López Del Moral también se ha referido a otro problema social como el de los procesos de desahucios. En este sentido, ha subrayado que los lanzamientos --la ejecución material del desahucio-- han caído un 23,6 por ciento en Cantabria, un descenso mayor que el registrado a nivel nacional (-8,5 por ciento).

Sin embargo, ha habido un "repunte" del 3,5 por ciento son los lanzamientos derivados de contratos de arrendamientos.

El presidente del TSJC ha reconocido que los lanzamientos son una "una diligencia muy difícil de llevar a la práctica" y es "complicada" pero ha defendido que "siempre se ejecutan conforme a la legalidad" y "siempre tienen un respaldo de una resolución que la soporta".

López Del Moral ha sido cuestionado por los medios de comunicación por la polémica generada en torno a un reciente desahucio de una mujer, su pareja y su hija de siete años llevado a cabo a finales de junio en Solares (Medio Cudeyo).

En la fecha prevista para el desalojo, el 26 de junio, éste no se llevó a cabo por la presencia de miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) pero se llevó a cabo "por sorpresa", sin una nueva orden de lanzamiento, según denunció este colectivo.

López del Moral ha declinado pronunciarse sobre este asunto en concreto ya que hay una denuncia planteada que ahora debe resolver el órgano judicial oportuno. Sin embargo, con carácter general, ha aclarado que cuando se dicta una resolución judicial "su finalidad es ejecutarla" y hacerlo "sin dilación", pese a que "no hay caducidad" para hacerlo.

NECESIDADES DE LA JUSTICIA CÁNTABRA

La Memoria, que será remitida al Parlamento de Cantabria para la comparecencia de López del Moral, apunta algunas de las necesidades más acuciantes de la justicia, entre las que se encuentran, un año más, la creación de nuevos órganos judiciales como el nuevo Juzgado de Primera Instancia para Santander, una demanda que López del Moral se ha mostrado "seguro" que se verá atendida en el próximo decreto de planta judicial del nuevo Gobierno.

Una vez más la Memoria solicita un nuevo Juzgado de Primera Instancia e Instrucción en San Vicente de la Barquera y la necesidad de crear dos nuevas plazas de magistrado en cada una de las dos secciones penales de la Audiencia Provincial.

Más allá de las necesidades de planta judicial, se detallan otras como la necesidad de que los equipos psicosociales reduzcan los tiempos para emitir informes; la obligación legal de configurar una oficina de atención a la víctima que cumpla con las exigencias del Estatuto de la Víctima aprobado por ley en 2015; o la mejor coordinación con el Instituto Cántabro de Servicios Sociales en relación a la atención a los menores.

En la presentación de la Memoria Judicial ante las autoridades López del Moral ha estado acompañado de la Sala de Gobierno de Tribunal Superior y la fiscal superior de Cantabria, Pilar Jiménez Bados. Al acto, ha asistido el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la presidenta del Parlamento, Dolores Gorostiaga; el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual. También han estado presente la vicepresidenta del Gobierno, Eva Díaz Tezanos; o el consejero del ramo, Rafael de la Sierra.

Contador