Etnógrafo alerta de la "pérdida de valores" de La Vijanera "en pro del turismo y el espectáculo"

 

Etnógrafo alerta de la "pérdida de valores" de La Vijanera "en pro del turismo y el espectáculo"

La Vijanera
TURISMODECANTABRIA.COM
Publicado 27/06/2017 13:12:31CET

TORRELAVEGA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El etnógrafo Fernando Gomarín ha alertado de la "pérdida de valores" de La Vijanera, la mascarada de invierno que cada primer domingo del año se celebra en Silió y que está declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, y que, a su juicio, está "bastante bastardeada" habiendo perdido en los últimos años "sus valores y su lectura simbólica en pro de turismo y el espectáculo".

Así lo ha advertido Gomarín, quien ha participado en el Curso de Verano de la Universidad de Cantabria (UC) que, bajo el título 'Estudio del folklore como patrimonio cultural inmaterial a proteger', se está desarrollando esta semana en la sede de Torrelavega. Un seminario organizado desde el Vicerrectorado de Cultura y Participación Social en el que están matriculados 67 alumnos.

Gomarín, también presidente de la Fundación Centro de Documentación Etnográfica de Cantabria, pronunció la ponencia 'Visión de Cantabria en la obra de Julio Caro Baroja y otras disquisiciones', analizando la presencia de la región en la obra de este antropólogo, historiador, lingüista y escritor, especialmente en obras como su Trilogía sobre el Carnaval o su estudio de las distintas fiestas de verano que se celebran en la zona Norte de España.

Una disección de la obra del que fuera miembro de la Real Academia Española y Real Academia de Historia, además de Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, que arrancó con un repaso a sus estudios sobre las fiestas, la arquitectura, la economía, la sociedad e, incluso, la política de su época.

En concreto, la ponencia de Gomarín de este martes ha analizado el ritual, las fiestas y la teatralidad a través de una fiesta de gran raigambre cántabra como es La Vijanera. Respecto a esta mascarada "de gran simbología en su momento" y considerada el primer Carnaval del año en Cantabria, que cada enero atrae a miles de personas hasta Silió, el ponente lamentó la "pérdida de valores" que está sufriendo en los últimos años, lo que ha hecho que esta celebración "se desdibuje" como consecuencia de la incorporación, cada año, de nuevos elementos.

"Se recuperó en 1984 con buen tino, pero con posterioridad se ha ido convirtiendo en un espectáculo más de cara al turismo y no a la lectura simbólica que tiene esta fiesta, que es mucho y con contenidos muy profundos", explicó.

Gomarín terminó su ponencia con un repaso al romancero moderno de tradición oral, "muy poco conocido" y sí estudiado por especialistas, dijo. Y recordó la exposición celebrada hace tres años en Esles, con motivo del centenario del nacimiento de Julio Caro Baroja, en la que él participó y en la que se hizo un repaso a las colaboraciones de este antropólogo tanto en el mundo del cine, como sus aportaciones en estudios tales como la presencia de los judíos en España.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies